#NoticiaInternacionales

Diego Arria sugiere que sí: Joe Biden cambiaría la política de presión máxima de Trump hacia Venezuela

El diplomático venezolano cree que aunque la política de EE.UU. sobre Venezuela es bipartidista, preocupan algunos comentarios del entorno de Biden sobre volver a las aperturas de Obama a Cuba.

Tomado de Redacción | Primer Informe hace 20 horas

Arria cree que aunque la política sobre Venezuela en EE.UU. es bipartidista, reanudar lazos con Cuba, como haría una administración de Biden, sería darle un golpe mortal a la esperanza de una transición democrática en Venezuela.

Diego Arria, experimentado diplomático radicado en los Estados Unidos, fue consultado por Diálogo Interamericano sobre si Biden cambiaría la política de «máxima presión», como se le denomina desde la Administración Trump, hacia Venezuela, a lo que el venezolano fue claro: «ningún presidente anterior de Estados Unidos ha estado más comprometido y ha ayudado en los esfuerzos por rescatar nuestra libertad que Trump».

La pregunta fue realizada a un miembro de la campaña de Biden, a académicos y analistas, entre los que se contaba a Arria, quien agregó que «hasta ahora, la política estadounidense hacia Venezuela ha sido bipartidista, y confío en que seguirá siéndolo independientemente de quién salga ganador en las elecciones. Sin embargo los comentarios de Biden sobre volver a las aperturas de Obama hacia Cuba nos preocupan mucho, porque Cuba es la verdadera potencia dominante de Venezuela. Controla sus servicios de inteligencia, seguridad e incluso fuerzas militares, así como la política exterior, por lo que debe quedar claro para todos que abrir puertas a Cuba significaría cerrar puertas a la libertad en Venezuela».

En su análisis, Arria también dijo que «es cierto que otorgar Estatus de Protección Temporal a la diáspora venezolana es muy importante, pero no más que seguir ejerciendo la máxima presión para acabar con la narcotiranía de Maduro, una amenaza que no se limita a destruir a Venezuela, sino también a toda la región, incluido Estados Unidos».

Arria cree que aunque la política sobre Venezuela en EE.UU. es bipartidista, reanudar lazos con Cuba, como haría una administración de Biden, sería darle un golpe mortal a la esperanza de una transición democrática en Venezuela.

Para Arria, Biden recibe el apoyo indirecto de los «aliados» maduristas para sacar a Trump del poder: «De alguna manera, Maduro y su  banda de matones, así como sus ‘aliados’, China, Rusia, Irán, Turquía y Cuba, están apoyando a Biden, convencidos de que si él ganara, garantizaría la permanencia de Maduro en el poder».

Dice que este anhelo del bloque de países que apoyan al chavismo en Venezuela «es compartido por fuerzas radicales que buscan cambiar la situación política en países como Brasil, Colombia y Chile», por lo que por primera vez, «una elección presidencial estadounidense podría tener consecuencias reales en nuestra región».

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: