#Noticia

Ecuador: Incidencias en las elecciones presidenciales, Por Coromoto Díaz y Enrique López

No deberíamos esperar tanto de las virtudes de los gobernantes ni temer mucho de sus vicios; lo que de verdad debería inquietarnos es la calidad en el diseño de las instituciones.

Los personajes que amenazan nuestra democracias son menos que unos oportunistas…


Con esto no quiero decir que las democracias no puedan empeorar, sino que no lo hacen ya por lo general como consecuencia de un golpe de Estado, sino de una forma más sutil y tal vez por ello más inquietante. Las amenazas a nuestra convivencia democrática no son esas quiebras brutales, sino otras formas inéditas de degradación.
Más que complots contra la democracia, lo que hay es debilidad política, falta de confianza y negativismo de los electores, oportunismo de los agentes políticos o desplazamiento de los centros de decisión hacia lugares no controlables democráticamente.


Si la debilidad de la democracia se debe más a la cultura política dominante que a la amenaza que representan los sujetos particulares, su fortaleza aumentará en la medida en que construyamos instituciones que no están demasiado condicionadas por quienes eventualmente las dirijan. La democracia es resistente justo en la medida en que no depende demasiado de las personas que ocupen el poder, sino fundamentalmente de que el sistema institucional limite a esos gobernantes. 

Por otro lado, en concreto, este domingo 7 de febrero, se llevan a cabo las elecciones para presidente y vicepresidente, asambleístas y representantes al Parlamento Andino de Ecuador, organizado por Consejo Nacional Electoral (CNE) y en medio de la pandemia del coronavirus con la participación para la primera magistratura como Andrés Arauz candidato apoyado por Rafael Correa; Guillermo Lasso, banquero cercano a la secta Opus Dei y Yaku Pérez, el líder indígena.

El candidato de la derecha ecuatoriana, es según resultados a boca de urna, el que podría ganar esta contienda de mantenerse los márgenes…

Por cierto, Guillermo Lasso dijo que ganará en una segunda vuelta en Ecuador, luego de ejercer su voto y participar por tercera vez como candidato a la presidencia, al considerar que el actual jefe de Estado, Lenín Moreno, representa una continuidad de las políticas del corruptas de Rafael Correa, quien le ayudó a llegar a la presidencia en 2017, aunque poco después se distanció y ahora son enemigos políticos.

Pero, los correistas manifiestan que el presidente Moreno ejerció el mandato controlado por la gente del partido CREO, aunque estos rechazan tal aseveración.

A %d blogueros les gusta esto: