#NoticiaEconomía

“El dólar ante su mayor desafío: El Coronavirus…”

El coronavirus excede la capacidad de los sistemas de salud del mundo, y mucho más la del menguado sistema de salud venezolano.
Pero,  lo que mantiene en emergencia a los gobiernos del mundo, y en pánico a los mercados, es la “curva”. Si, la “epi curve” o “curva epidemiológica”. Esa curva, que venía en declive mientras disminuían los nuevos contagios en China, comenzó a repuntar nuevamente con los casos de Europa y, ahora, de las Américas.

Y sus consecuencias económicas son de grandes proporciones. Ante esta panorámica ya la potencia intenta respaldar su moneda.
“La posibilidad de tasas de interés negativas en los Estados Unidos está latente”. La Reserva Federal acaba de tomar medidas sin precedentes al reducir las tasas de interés a cero.
La Reserva Federal anunció una reducción de las tasas de interés, y una “expansión de su balance” (inyección de liquidez) mediante la compra masiva de bonos del tesoro, para garantizar la liquidez y el normal funcionamiento de los mercados financieros. Cuando la FED compra (en efectivo) bonos del tesoro a bancos, empresas y agentes económicos, ellos reciben el muy necesario efectivo y la FED recibe los bonos. Recordemos que la FED tiene efectivo “ilimitado” ya que es ella quien “imprime” los dólares. Son medidas acertadas y oportunas.
La Reserva Federal está haciendo lo correcto -dentro de sus competencias y atribuciones- para que la crisis de salud del coronavirus no genere, además, una crisis en el sistema financiero. Las medidas tomadas ayer ayudarán a amortiguar la caída de la economía norteamericana (serán menos las empresas que quebrarán, menos los trabajadores que perderán sus empleos, y menor la caída del PIB, etc.) y la posicionan mejor para una rápida recuperación post-coronavirus.
Pero ojo, la Reserva Federal no puede resolver el problema de fondo. Ella -y los demás bancos centrales del mundo- sólo puede tomar medidas monetarias. Ahora faltan las medidas fiscales (reducción de impuestos, por ejemplo), pero esas dependen de la administración Trump y del Congreso. ¿Reaccionarán a tiempo?
Y aún más importante que las medidas monetarias y fiscales son las medidas sanitarias, porque son las únicas que pueden resolver el problema de fondo. Hay que controlar la propagación del virus, aplanar “la curva”, y desarrollar tratamientos y vacunas. Eso es lo más importante en este momento.
Por lo pronto, el “distanciamiento social” es el arma más efectiva que tienen los gobiernos para luchar contra el coronavirus.
Esta será otra semana extremadamente volátil en los mercados bursátiles del mundo.

COROMOTO DÍAZ

Quito – Ecuador

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: