Opinión

¿Es un burro?… es un zamuro? NO… es super bigotes por Soc. Ender Arenas Barrios.

Cuando era pequeño, como todo niño, me gustaban las historietas de comics. Mi favorito no eran los clásicos: Superman, Batman, Spiderman y mucho menos Aquaman, pues siempre le tuve temor al agua. Mi favorito era el Super Ratón, me gustaba que viviera en la luna (me imaginaba que ese era un lugar fabuloso para vivir, pues me alejaría del mandador de mi abuelo, que era un cable con el que mi abuelo me daba un foetazo cuando me encontraba en la calle jugando pelota de goma). 

Esto viene a cuentos porque recién VTV presento el primer capítulo de Super Bigote.

Vaya saber de quien fue la idea, nos han presentado a un Maduro travestido de superhéroe a lo Marvel o DC. Su traje rojo deja ver no al Maduro que todos conocemos: un tipo entrado en carne, adiposo y mofletudo. Maduro que se hace llamar Super bigote, es musculoso como Superman, inclusive lleva los interiores por encima del pantalón igual que el hombre de acero. Hay que reconocer que al creador de la idea y del traje, se cuidó mucho de ponerle en el pecho una M gigante, no vaya a ser que la gente en lugar de llamarlo por su nombre lo tilde de Super Mierda.

Nada sabemos del origen de Super bigotes, pues no es extraterrestre, aunque en honor a la verdad por su figura amorfa bien pudiera parecer un alienígena. No es un mutante, aunque su figura nos recuerda a Donatello el Tortuga Ninja. Tampoco es el producto de un experimento científico como Hulk o Spiderman. Su origen pudiera ser una vivencia traumática, pues se sabe de su crisis de identidad: él mismo no sabe si es colombiano o venezolano y su llegada a la presidencia fue el producto de una carambola siniestra: la muerte de Chávez.

Aunque su mano izquierda es una prótesis de hierro, los suspicaces piensa que la perdió tratando de meter la mano en el erario público, no tiene grandes poderes super naturales, por ejemplo no  lanza rayos energéticos, no vuela, no tiene telepatía ni telequinesis, solo para mencionar algunos.

No tiene conocimientos científicos ni tampoco habilidad atlética y carece de algo que es muy caro a los super héroes conocidos: no tiene una identidad secreta, pues, como al Zorro, el bigote lo delata

Super bigote, no faltaba más, se enfrenta a varios villanos, pero ninguno como los villanos que residen en la Casa Blanca de Estados Unidos, a los otros, a los villanos menores los trata travestidos de gallina que solo planifican maldades por orden del gran villano.

Es en esa realidad paralela creada por el chavismo desde hace 20 años en la que Super Bigote puede actuar con eficiencia resolviendo problemas que ellos mismos han creado. De esta manera en el capítulo I (el único que VTV ha presentado) ha resuelto el problema de la electricidad, por supuesto se trató de mega apagón provocado por un ataque electromagnético del imperio.

En la realidad, los autores de semejante daño vivieron a sus anchas con el dinero que se robaron y que estaba destinado a la inversión en el sector eléctrico, se trata de los viejos compinches del régimen, no eran archi villanos, solo fueron los enchufados creados por el régimen como la nueva casta de ricos que se ha apoderado del país.

Así que mientras en la historieta super Bigote ha resuelto el problema de la luz en San jacinto la gente vive bajo un apagón continuo de 12 horas, provocado no por el imperialismo ni por las “gallinas de Borges y Ramos Allup” sino porque los camaradas que se robaron sin ninguna clase de escrúpulos lo que debería haberse invertido en el sector eléctrico

En los próximos capítulos Super bigotes no estará solo. Hay planes para que a la manera de los vengadores de Marvel aparecerá el fiscal general de la Republica como otro superhéroe, creo que lo disfrazaran de pato y se llamara Super Pato. Pero, de verdad, en esta “genialidad” de presentar a maduro como un super héroe no es otra cosa la continuación de cierta manera con la herencia dejada por Chávez a quien llamaban Super Tribi (por Tribilin).

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: