#NoticiaInternacionales

Estados Unidos, Sur de la Florida: «Guerra civil’ por la alcaldía de Hialeah, caras conocidas luchan por un cargo poderoso

Reynaldo Flores cumplió 100 años la semana pasada. El jueves, al día siguiente de su cumpleaños, el antiguo habitante de Hialeah tuvo una fiesta en la entrada de su casa, cortesía de la campaña para la alcaldía de Esteban Bovo; con globos, un pastel, camisetas de la campaña y una interpretación en español de “Feliz Cumpleaños” encabezada por el propio Bovo.

En la contienda para convertirse en el primer nuevo alcalde de Hialeah en una década, ir más allá para ganar votantes como Flores será crucial. Los favoritos, Bovo e Isis García-Martínez, tienen que distinguirse: Ambos son conservadores, de origen cubano y los dos son habituales en la escena política de Hialeah.

“Es casi como una guerra civil”, dijo Bovo el jueves desde el asiento del pasajero del Tesla de su director de campaña mientras se dirigían desde la sede de la campaña de Bovo en West 49 Street y Ludlum Avenue a otro día de tocar las puertas de los posibles votantes. “Ella tiene experiencia”, dijo Bovo sobre García-Martínez. “Los dos tenemos un historial”.

La primera ronda ambos es el 2 de noviembre, cuando compartirán la boleta de la alcaldía con otros tres candidatos. Julio Martínez, alcalde de Hialeah a principios de la década de 1990 que lidera el Club Republicano de Hialeah, apoyó brevemente a García-Martínez antes de entrar en la contienda. Juan Santana se postula al busca el cargo por tercera vez después de dos candidaturas infructuosas contra el titular, Carlos Hernández. Y Fernando Godo, activista de derecha, se postula como candidato después de haber encabezado un esfuerzo fallido en 2019 para destituir a Hernández.

Si ninguno de los cinco candidatos supera 50% de los votos, el 16 de noviembre habrá una segunda vuelta entre los dos primeros clasificados.

También están en juego tres escaños en el Concejo de la ciudad. Carl Zogby aspira a la reelección, mientras que Paul Hernández decidió no postularse y Katharine Cue Fuente tiene un mandato limitado.

Hialeah, Florida, 23 de septiembre de 2021 – El candidato a la alcaldía de Hialeah Esteban ‘Steve’ Bovo protege las velas de un pastel para Reynaldo Flores, quien recientemente cumplió 100 años. El señor Bovo se detuvo en la casa del señor Flores mientras estaba tocando puertas en el vecindario. Jose A Iglesias JIGLESIAS@ELNUEVOHERALD.COM

En la segunda ciudad más grande de Miami-Dade, una comunidad de unos 230,000 habitantes al norte de la U.S. 27, el alcalde tiene un poder único. A diferencia de la mayoría de los municipios de Miami-Dade, el alcalde de Hialeah es el máximo administrador de la ciudad y dirige las operaciones diarias, aunque no tiene voto en el Concejo. Hernández, el actual alcalde, cobró más de $190,000 el año pasado en salario y beneficios, según información municipal.

Y en una ciudad en la que los avales de los actuales y antiguos alcaldes tienen un peso considerable, Bovo y García-Martínez se han convertido en los dos principales candidatos. Julio Robaina, alcalde de 2005 a 2011, ha apoyado a Bovo. Raúl Martínez, un demócrata que fue alcalde de Hialeah durante 24 años a partir de 1981, ha denunciado a Bovo sin respaldar formalmente a García Martínez.

Hernández, que sucedió a Robaina y se retira por límite de mandato, dijo que considera a Bovo y a García Martínez los dos únicos “candidatos serios” para sustituirle. Dijo que esperará a ver los debates —empezando con uno el 9 de octubre entre Bovo y García Martínez en Telemundo— antes de hacer una posible selección.

“Quiero ver cuál es su visión, cómo van a gastar el dinero”, dijo Hernández.

Hernández dijo que quiere escuchar cómo los candidatos manejarían una ciudad con un presupuesto propuesto de $410 millones; por ejemplo, cómo planearían reducir los impuestos y al mismo tiempo añadir agentes de policía. “No somos magos”, dijo.

DOS LUGAREÑOS SE ENFRENTAN

Bovo tiene la hoja de vida más llamativa de los dos. Concejal de Hialeah a finales de la década de 1990, ascendió a la Cámara de Representantes del Estado en 2008, y luego pasó nueve años en la Comisión del Condado Miami-Dade. El año pasado, llegó a una segunda ronda para la alcaldía del condado, quedando en primer lugar en las primarias de agosto, pero perdió en noviembre frente a una comisionada del condado más liberal, Daniella Levine Cava.

“Gané unas elecciones en agosto del año pasado y luego perdí en noviembre”, dijo. “Sé muy bien que tengo que pasar por la línea de meta aquí”.

García-Martínez, concejal de Hialeah a principios de la década de 1990 y de nuevo de 2007 a 2019, también es muy conocida a nivel local. En 2011 se convirtió en la primera mujer hispana en ser presidenta del Concejo de Hialeah, un puesto que ocupó cuatro años. Perdió la presidencia después de oponerse a un proyecto inmobiliario, Villa de las Palmas, apoyado por Hernández.

García-Martínez es propietaria de una guardería en la ciudad, Reagan Educational Academy —a la que dice que renunciará si llega a la alcaldía— y ha vivido en Hialeah desde que tenía 2 años tras salir de Cuba cuando era un bebé con su madre.

“A ella le hubiera encantado esta campaña”, dijo García-Martínez sobre su madre el viernes pasado, sentada dentro de un Chipotle en West 49 Street y Red Road mientras se preparaba para tocar puertas. Su madre, arquitecta, murió hace cinco años. “Me crio una madre soltera. Sé cómo son las cosas. [Los vecinos de Hialeah] son gente trabajadora, de clase media”.

El viernes visitó la casa de un solo piso en la que vivía su madre en West 37 Street, cerca de Red Road, que ahora es suya y la alquila. Se puso al día con los vecinos y caminó por una zona llena de carteles de campaña, llamando a las puertas de los votantes mientras repartía colgantes que había firmado personalmente – “Cariños, Isis”– junto con bolsas de regalos de la campaña llenas de desinfectante para manos, mascarillas y pastilleros.

“Las personas mayores siempre se alegran de recibir algo”, dijo.

Hernández, el alcalde saliente, dijo al Miami Herald que está sorprendido de que la batalla entre Bovo y García Martínez no haya sido más desagradable hasta ahora, recordando su amarga campaña contra Raúl Martínez en 2011.

“Está muy tranquilo en la ciudad”, dijo. “Realmente esperaba más fuegos artificiales”.

El alcalde Carlos Hernández habla con los medios de comunicación mientras la ciudad inaugura un nuevo centro de vacunación en el Bucky Dent Park en Hialeah, Florida, el lunes 15 de marzo de 2021. Daniel A. Varela DVARELA@MIAMIHERALD.COM

LAS CAMPAÑAS EMPIEZAN A SER ‘DESAGRADABLES’

Pero la intensidad está aumentando en la ciudad de 112,000 electores, donde las papeletas de voto por correo salen el 5 de octubre. Las campañas de ambos candidatos han lanzado anuncios negativos sobre sus oponentes en las últimas semanas. En un correo reciente, la campaña de García Martínez dijo que Hialeah “merece algo mejor que un político de carrera como Bovo”. El comité político de Bovo, A Better Hialeah, escribió en un correo que los votantes “no pueden confiar en Isis para manejar las finanzas de Hialeah”, señalando los votos que emitió durante su mandato en el concejo que aumentaron los impuestos y las tarifas.

En una entrevista, García Martínez sugirió que la campaña de Bovo estaba detrás de la cancelación de dos debates previstos por Univisión, uno en Radio Mambí y otro en el Canal 23. Bovo se burló de la afirmación, diciendo que las emisoras tomaron las decisiones. “No sé por qué hay esta narrativa”, dijo. “Me pasé todo el año pasado debatiendo”.

Bovo, por su parte, ha cuestionado que García Martínez hiciera un préstamo de $150,000 para impulsar su propia campaña, sugiriendo que no está claro cómo consiguió el dinero. García-Martínez dice que procedía de sus propios ahorros. Su campaña, mientras tanto, ha señalado grandes donaciones al comité político de Bovo —incluyendo $100,000 de los afiliados de Prestige, que está construyendo varias urbanizaciones multifamiliares en Hialeah— para sugerir que no se puede confiar en Bovo para servir al público.

Tonterías, dice Bovo: “No hay una persona que pueda decir que, porque contribuyeron a mi campaña, me controlan”.

Bovo dijo que los asesores de campaña de García-Martínez, encabezados por otro elemento de Hialeah, la estratega política Sasha Tirador, “son gente muy agresiva”.

“Algunos dirían que son desagradables”, dijo.

El jueves 7 de noviembre de 2019, la estratega política Sasha Tirador habla en Hialeah. Sam Navarro SPECIAL FOR THE MIAMI HERALD

Tirador dijo que Bovo es “mezquino”. Ha estado buscando formas no solo de atacar a Bovo, sino también de hacer destacar a García-Martínez. La semana pasada, la campaña lanzó un jingle: “¡Escúchame, Hialeah!”

“Que no te cojan de bobo, escúchame Hialeah, si quieres que ganen todos, vota por Isis García”, dice el jingle. Tirador notó que la palabra “bobo” convenientemente suena igual a “Bovo”.

“Hialeah es una ciudad que es famosa por sus jingles en época de campaña”, dijo Tirador. “Debes tener un jingle. Si no, no estás realmente en campaña”.

DIFERENTES OPINIONES SOBRE DESANTIS

En cuestiones clave, Bovo y García Martínez tienen plataformas similares: mantener los impuestos bajos, promover nuevas urbanizaciones, apoyar a las pequeñas empresas, abordar las altas tarifas del agua, y trabajar para mantener y atraer a los jóvenes a la ciudad de mayoría cubana y de clase obrera.

“El problema de la ciudad ha sido, históricamente, la fuga de capitales de las generaciones más jóvenes. Se van a gastar su dinero a otra parte”, dijo Bovo.

Ambos candidatos han evitado criticar a Hernández, el líder impetuoso y de gran personalidad que ha marcado la política de Hialeah durante diez años. Bovo tomó el camino correcto desde que Hernández lo desairó en las primarias para la alcaldía del condado el año pasado y en su lugar apoyó al demócrata Alex Penelas, aunque más tarde apoyó a Bovo en las elecciones generales.

Hernández ha resistido su cuota de controversia como alcalde, incluyendo la conclusión de la comisión de ética en 2015 de que mintió sobre la concesión de préstamos de alto interés a un estafador convicto, y preguntas sobre su defensa de la Policía de Hialeah después que el departamento se negó a disciplinar a un agente que fue acusado de agredir sexualmente a varias mujeres. El agente fue acusado federalmente después.

Pero hay más desacuerdo entre Bovo y García-Martínez en el asunto del gobernador Ron DeSantis y su manejo de la pandemia del COVID-19. Bovo solo tiene elogios para el gobernador, diciendo que está de acuerdo con la lucha contra los mandatos del uso de mascarillas en las escuelas, incluso cuando señaló que su hijo de 11 años lleva una mascarilla a la escuela.

“¿Animaría a llevar mascarilla? Obviamente”, dijo Bovo. “No estoy a favor de los mandatos de nada”.

García-Martínez, por su parte, critica el enfoque de DeSantis. No llegó a apoyar un mandato de uso de mascarillas, pero dijo que el gobernador debería presionar más para fomentar su uso en nombre de la seguridad pública.

“Siempre he sido republicana, pero estoy totalmente en desacuerdo con este gobernador”, dijo. “No queremos imponer algo sin más, pero la realidad es que no queremos perder familias por culpa de este virus”.

Hialeah Florida, 24 de septiembre de 2021 – La candidata a la alcaldía de Hialeah Isis García Martínez, a la izquierda, deja unos carteles para una partidaria. Jose A Iglesias JIGLESIAS@ELNUEVOHERALD.COM

Al atacar a DeSantis, García-Martínez parece seguir el ejemplo de Hernández, que ha librado varias batallas públicas con el gobernador por su gestión de la pandemia y por su decisión de excluir al alcalde de la sexta ciudad más grande de la Florida de ciertas presentaciones públicas relacionadas con el COVID.

Bovo espera un respaldo de DeSantis, quien lo animó a postularse a la alcaldía en febrero, antes que Bovo hubiera anunciado su candidatura. Bovo dijo al Herald que un respaldo formal del gobernador pudiera llegar pronto; una portavoz de DeSantis declinó hacer comentarios.

“Carlos [Hernández] tiene su estilo y yo tengo el mío. Mi estilo no será correr a los medios de comunicación y criticar al gobernador”, dijo Bovo, añadiendo que en su lugar aprovecharía sus relaciones con los líderes estatales para abrir un diálogo sobre los conflictos.

Quienquiera que gane tendrá el poder de moldear el futuro de Hialeah. Hernández, después de 10 años de ejercer ese poder, dijo que podría pasar a un segundo plano mientras Bovo y García-Martínez siguen saliendo a la calle.

“Creo que mi apoyo significaría mucho”, dijo. “Pero he sido muy claro tanto con Isis como con Steve desde el principio: Su trabajo es venderse a los ciudadanos de Hialeah”.

Esta historia fue publicada originalmente el 28 de septiembre de 2021 2:11 pm.

Hialeah Florida, 23 de septiembre de 2021 – El candidato a la alcaldía de Hialeah Esteban ‘Steve’ Bovo, a la derecha, haciendo campaña en las calles de Hialeah. JOSE A IGLESIAS JIGLESIAS@ELNUEVOHERALD.COM

Tomado de ElNuevoherald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: