CaigaQuienCaiga.net

Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaJudicialesNacionales

#EXPECTATIVA “Esperamos que paguen lo que deben”. San Diego demanda a SeaWorld para recuperar el alquiler que no pagó durante la pandemia

La demanda de la ciudad pretende cobrar más de $12.2 millones en alquileres pendientes, intereses y recargos por demora.

La ciudad de San Diego ha demandado a SeaWorld para cobrar millones de alquileres pendientes de pago durante la pandemia.

El jueves 7 de septiembre, la ciudad presentó una demanda civil contra el parque temático por incumplimiento del contrato de arrendamiento ante el Tribunal Superior del Condado de San Diego. La demanda pretende cobrar más de $12.2 millones en alquileres pendientes, intereses y recargos por demora.

“Esta mañana hemos presentado una demanda contra SeaWorld para recuperar el alquiler no pagado más los intereses acumulados y cualquier penalización que esté asociada a ello”, dijo la abogada de la ciudad de San Diego, Mara Elliott, al Union-Tribune.

“Por desgracia, cuando entras en litigios, es muy costoso. Los términos del contrato nos permiten recuperar los honorarios de nuestros abogados y los gastos asociados al litigio si tenemos éxito en los tribunales. Nos sentimos muy bien con nuestra demanda”.

SeaWorld declinó hacer comentarios sobre la demanda.

SeaWorld San Diego, inaugurado en 1964, está gestionado por SeaWorld Entertainment, con sede en Florida. La empresa, que cotiza en bolsa, tiene un contrato de arrendamiento de terrenos a largo plazo con la ciudad, modificado en 1998 con un plazo de 50 años que expira en junio de 2048. El contrato de arrendamiento abarca 190 acres de propiedad frente al mar en Mission Bay, en 500 Sea World Drive.

SeaWorld está obligado a pagar un alquiler como porcentaje de los ingresos brutos del parque, con una tasa mínima anual que se ajusta cada tres años en función de los resultados anteriores. El alquiler mínimo anual del parque de atracciones se fijó en $10.4 millones, más un recargo del 3%, para los años naturales 2020, 2021 y 2022.

SeaWorld dijo en una presentación reglamentaria de mayo que pagó $500 mil en alquiler en 2020, $11.1 millones en alquiler y cargos de años anteriores en 2021, y $13.6 millones en alquiler y cargos de años anteriores en 2022. En el informe anual a los accionistas, la empresa dijo que continúa aplazando el pago de $8.3 millones en alquiler mínimo para 2020 porque, “los cierres temporales de parques, las reaperturas limitadas, las operaciones modificadas y las restricciones de capacidad resultantes del impacto de la pandemia de COVID-19 y las restricciones gubernamentales relacionadas en San Diego”, impactaron negativamente en las ventas.

SeaWorld se vio obligado a cerrar su parque al público en respuesta a los mandatos del condado y del estado durante el apogeo de la pandemia. El parque de San Diego cerró durante cinco meses entre marzo de 2020 y agosto de 2020, y de nuevo durante dos meses entre diciembre de 2020 y febrero de 2021.

May. 16, 2023

El parque temático debe casi $8.9 millones en alquileres y recargos no pagados por el período entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de abril de 2022, según una auditoría de arrendamiento realizada por la oficina del Tesorero de la Ciudad el año pasado. A la suma pendiente se han sumado casi $3.4 millones en cargos por intereses y cargos por mora, y los intereses continúan acumulándose. La ciudad emitió facturas el 24 de octubre, el 2 de noviembre y el 30 de junio solicitando el pago, pero no se ha recibido ningún pago.

“Su postura es que la pandemia les afectó y que, por tanto, deberían haber sido eximidos de cumplir las condiciones del contrato de arrendamiento y la ciudad debería asumir las pérdidas, algo que no estamos dispuestos a hacer”, declaró Elliott. “Se trata de una empresa muy lucrativa a la que le ha ido bien. Tenemos una relación a largo plazo y esperamos que paguen lo que se les debe, como todo el mundo”.

En el primer semestre de 2023, SeaWorld Entertainment obtuvo $70.6 millones en ganancias sobre ingresos récord de $789.4 millones en todos los parques, según su informe de ganancias más reciente.

SeaWorld podría intentar apoyarse en la cláusula de fuerza mayor de su contrato con la ciudad para evitar el pago de la deuda. La cláusula, a veces denominada de “caso fortuito”, puede invocarse en raras ocasiones, como catástrofes naturales, para eximir a las partes de sus obligaciones contractuales cuando las circunstancias escapan a su control. Sin embargo, en California, los propietarios han prevalecido en casos de fuerza mayor COVID-19, dijo Elliott.

La demanda de la ciudad se produce después de meses de conversaciones aparentemente productivas con los líderes del parque local que más tarde se desvanecieron y finalmente se intensificaron en advertencias por escrito.

En mayo, los miembros del Ayuntamiento de San Diego autorizaron acciones legales para recuperar los fondos del alquiler no pagados y los recargos por demora. En agosto, en un aviso de incumplimiento, la ciudad advirtió que la empresa, que cotiza en bolsa, había incumplido su contrato de arrendamiento con la ciudad y que el parque temático se enfrentaría a un litigio si no pagaba la totalidad de la suma adeudada antes del 6 de septiembre.

“Hubo conversaciones en gran medida con la gente de aquí a nivel local. Y creímos ver un modo de avanzar. Pero, por lo que puedo decir desde la distancia, los ejecutivos de Florida se opusieron”, dijo Elliott.

“Francamente, me dio la impresión de que querían presentar la demanda antes de tomarse en serio a la ciudad de San Diego, y eso es una bofetada a un socio comercial”.

SeaWorld dijo en un comunicado anterior que la compañía ha sido un buen socio de la ciudad de San Diego en los últimos 60 años, pagando más de $146 millones en pagos de arrendamiento a la ciudad desde 2010.

“Es una cuestión de equidad, y la ciudad es el fiduciario del contribuyente. Tenemos la obligación con las personas que viven en la ciudad de asegurarnos de que reciben una compensación adecuada”, dijo Elliott.

“Se trata de un terreno público de primera categoría. Está junto al océano. Es precioso. Y tienen que pagar el valor justo de mercado. Tenemos un acuerdo con ellos y una relación muy larga y sólida. Así que es inquietante y confuso que lleguen a este extremo y no paguen”.

A pesar del litigio, SeaWorld no corre peligro de perder su contrato de arrendamiento de Mission Bay. A la empresa le quedan 25 años de arrendamiento y la ciudad no ha demandado la rescisión del contrato.

Esta historia sigue desarrollándose.

Fuente The San Diego Union Tribune

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: