Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

Hay sanciones, ¡No hay elecciones! Por Marlon Jiménez García

El USURPADOR Procubano condicionó la realización de comicios libres en Venezuela al levantamiento de sanciones. “Que las quiten todas para ir a unas elecciones frescas, bonitas y buenas”. O sea, para buen entendedor, todas las elecciones anteriores se definen como: elecciones calientes, feas, y malas: FRAUDULENTAS. (Tiene razón Hugo Carvajal, mano derecha del “arañero de Sabaneta” cuando manifestó, entre otras cosas, en tribunales en España que, todas las elecciones celebradas en Venezuela desde 2007 para acá han llevado la huella indeleble del fraude.) 

Los Estados Unidos de Norteamérica, en decisión del Presidente Trump y de manera consensuada con el Congreso de la República de ese país, emitió a través del Departamento del Tesoro una resolución, en consideración a los principios y valores institucionales de su país, de generar un decreto fundado en la base suprema de la “seguridad nacional”, de sancionar: “a aquellos ciudadanos que utilizan la fuerza del poder que representan para atentar contra la democracia en Venezuela y que coadyuvan con las FAN para sostener en tiempo y espacio, en una violación flagrante de la CN, actividades represivas, torturas y muertes; para acallar la disidencia y protestas legítimas y pacificas”; Igualmente la Comunidad Europea también emitió una resolución firme contra estos altos funcionarios del régimen por las mismas condiciones; nos referimos, en estos momentos, a los magistrados del TSJ y a los anteriores; y a los más de 150 funcionarios del régimen.

Ellos son comunistas de puro verbo, pero que en su vida cotidiana ejercen posiciones y actitudes personales como cualquier otro capitalista del mundo; pero el dinero que los sostiene no deviene del trabajo, sino de actividades ilícitas e ilegales. Viajan permanentemente al “imperio” a disfrutar del dinero mal habido, tienen propiedades, allá estudian sus hijos, allá esconden a través de testaferros –completamente identificados- cuentas de su dinero, allá disfrutan sus vacaciones en los sitios más selectos  lo que le han quitado al USURPADOR Procubano a cambio de su apoyo irrestricto a la dictadura y a los muertos generados por sus acciones; eso equivale a millones de dólares (el acuerdo suscrito en México para la “concertación social” suscrita, va a contar con parte del dinero que se le ha retenido a esos delincuentes en otros países). A muchos de ellos los conocemos; sabemos y nos consta que siempre fueron unos “patas en el suelo”. Estas sanciones, los pone en peligro, no solo el hecho de perder su fortuna, sino la: eliminación de visas de entrada a USA, confiscación de bienes y congelación de cuentas en bancos ubicados en territorio norteamericano y europeo; igualmente, como le pasó a los delincuentes sancionados por el decreto del ex presidente Obama (civiles y militares) y a los que vendrán; a ellos les esperará con ansias infinita de justicia el Tribunal de La Haya.

Estas sanciones, no tienen en lo absoluto nada que ver con Venezuela (la prueba es que a nuestro país llega cualquier cantidad de alimentos y medicinas, caras, pero se consiguen. También el régimen comunista y fascista importa cantidades significativas último modelo, Toyota, Mitsubishi, etc.)  y con su pueblo. Se trata de funcionarios: corruptos, narcotraficantes, mafiosos con vínculos con grupos subversivos y terroristas, violadores de los DDHH,  que haciendo uso del poder que ejercen, tienen un comportamiento atroz contra su pueblo, arrestan sin ningún tipo de escrúpulos a quienes ejercen el sagrado deber constitucional de las protestas, aplican torturas físicas y psicológicas para obligarlos a delatar a otros venezolanos y todo esto lo ejecutan amparado en el control absoluto que el régimen tiene. Toda esta situación de violación en flagrancia de la CN (268 artículos) y del Estado de Derecho, es público y notorio. La detención de líderes defensores de los DD.HH, dirigentes de la oposición venezolana  por órdenes directas del USURPADOR Procubano y del sancionado Padrino López, por manos de asesinos de los denominados colectivos, de la GN y de la PNB; ha causado en el mundo civilizado una condena de marca mayor; todos los días se manifiestan en condena a los muertos y en apoyo a la liberación de los detenidos injustamente, decenas de organismos internacionales de mucha y relevante presencia en el campo político, social y fundamentalmente en el campo sagrado de los Derechos Humanos.

 Todas estas personas sancionadas, antes y ahora, por el gobierno de USA y la UE, también están acusadas en la jurisdicción respectiva en Venezuela, sin embargo, el poder encargado para ello: el poder moral, no emite sanción alguna contra ellos y sus órdenes impartidas; estamos en presencia de una impunidad absoluta, solo hay “aplicación sesgada” de la justicia para la disidencia al régimen comunista y fascista en el poder. Los delitos de franca violación de los DDHH no prescriben, de allí la importancia que estas sanciones impuestas por el gobierno de los EEUU y la UE tienen en el concierto internacional.

Estas sanciones a ese grupo de facinerosos y las que van a venir en los próximos días a otros delincuentes del régimen, representan un espacio para la paz y el adecentamiento del país; no podemos seguir siendo gobernados por seres que anteponen sus determinados ideológicos y crematísticos intereses, por encima de los principios inalienables colectivos. La paz, solo se consigue en la reafirmación de la democracia, del respeto absoluto a las libertades ciudadanas y en la aplicación de un fecundo Estado de Derecho. La plataforma Unitaria debe denunciar de manera contundente ese vil chantaje del comunista y fascista USURPADOR Procubano; es una renuncia automática a la mesa de negociación y un hecho cierto del poco valor que le dan a nuestra CN.

Pueblo de Venezuela, no te duermas en los laureles; bueno, hay que reconocer que al día de hoy, son muy pocos;  no permitas que los delincuentes comunistas del régimen continúen estafándote; recuerda lo que dijo el ateniense Pericles: los hombres que no se interesen por lo público, no pueden llamarse pasivos, sino inútiles.

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: