CaigaQuienCaiga.net

Opinión

La alianza con Satán del Régimen por Marlon Jiménez García

Es triste y vergonzante lo que le está ocurriendo al pueblo venezolano, nunca antes habíamos tenido una situación como ésta, un régimen insensible, impasible y déspota ante las necesidades fundamentales de su gente. En 24 años de gestión se ha producido una involución terrible en la sociedad; hemos trascendido de lo divino en lo terrenal a lo satánico e infernal; hemos pasado de ser guiados por la mano de DIOS en el campo político a un ateísmo extremo y satánico que nos lleva ineluctablemente al abismo (satán – muerte). Esa conjunción entre comunismo y fascismo es relevante y marcadamente siniestro en la relación entre el USURPADOR Procubano y su régimen contra la población, incluyendo en ello, a los ignaros e ingenuos (aunque cada día son menos) que acompañan este exabrupto político.

Tenemos los salarios más bajos del mundo y la inflación más alta del universo, que disminuye con creces la calidad de vida, de manera tangible, de los trabajadores y más aun de los más débiles como son los niños y los pensionados que sufren de mengua y se debilitan física y espiritualmente cada día que transcurre su vida terrenal por la ausencia de políticas integrales de una manera de gobernar que tiene una FILOSOFÍA DE VIDA fundamentada en la MUERTE. El USURPADOR Procubano, formado en Cuba en esos avatares del sincretismo religioso (babalaos, paleros, kayeros, otros) ha realizado una alianza satánica para amenazar las fuerzas opositoras, que apegadas a Dios y a la fe cristiana luchan contra ésta hecatombe pretendida, al mejor estilo de Lenin, de Mao, de Pol Pot, de Fidel, de Hitler, de Mussolini y donde la característica más importante es llevar a cero el valor de la dignidad humana.    

Esta alianza quedó establecida entre una persona y Satán y/o un Engendro Diabólico. La persona ofrecería su Alma a cambio de favores diabólicos poderosos; estos favores varían, pero suelen incluir: la eterna juventud, el conocimiento, las riquezas, el amor o el poder. Este trato es muy peligroso, pues, el precio de tales favores es la condenación eterna del Alma. En esta alianza la única forma de salir es siendo “redimido” por una verdadera fuerza espiritual. Los que realizan pactos con Satán y/o un Engendro Diabólico, prometen a cambio sacrificios muchas veces “anti natura” o la realización de “aquelarres”, teniendo relaciones sexuales con Satán y/o Engendro Diabólico y concebiría descendientes para su afirmación de vida mundana.

 En la mitología cristiana, Teófilo (“amigo de Dios” o “querido por Dios”), clérigo infeliz y desesperado por el poco éxito de su carrera mundana debido a la enemistad de su obispo, vende su Alma a Satán para triunfar; pero por su “consciencia” y corrección ética, es redimido por la Virgen María. Pero no a todos le ocurre lo mismo, muchas veces la alianza es inquebrantable, y subyace, por cuestiones de génesis y de estructuras formales en un “para siempre”. El futuro de alguien que pacte con Satán y/o un Engendro Diabólico no es muy alentador, pues conoce con certeza que deberá sufrir eternamente en el infierno; esto hace pensar como alguien a sabiendas que su destino final es el Averno, puede pactar por tan solo unos años de “felicidad”.

Muchos piensan, que pactar con la intención, tras una vida llena de éxitos, gracias a los beneficios de vender su Alma, puedan romper la alianza y traicionar a Satán y/o al Engendro Diabólico; tratando de volver a la LUZ y otros que creen que esta alianza con Satán y/o Engendro Diabólico, los lleve a un pedestal de honor en el infierno. Quien vende su Alma a Satán y/o a un Engendro Diabólico es víctima de su propia debilidad y ambición, y no vacila para lograr sus deseos en vender su Alma, sin importarle las consecuencias, sabiendo que en algún momento tendrá que pagar su deuda. Así que terminan perdiendo todo y condenando su Ser; destruyendo su vida y todo lo que más amaba.

 El precio de vender el Alma es muy alto; el comprador es implacable y paciente para cobrar y devora a sus víctimas. La tentación es grande, pero el precio a pagar nunca es barato. A muchos, por necesidades humanas, nos ha tocado en la vida estar cerca de la tentación diabólica; la ambición por el dinero, por el poder y la ausencia de factores axiológicos nos convierte en “carne de cañón” para alcanzarlo. Una sociedad donde no brille la luz del sol y la presencia de DIOS sea el utilitarismo y el maniqueísmo, conduce ineluctablemente a sus integrantes a llegar a vender su Alma y a pactar con Satán y/o Engendro Diabólico. Gracias al impulso dado por los comunistas en toda la estructura que conforma el Poder y el Estado venezolano; éste está plagado de seres inescrupulosos, desvergonzados y desnaturalizados, que utilizan toda esa “fuerza maldita” para imponer su ambición sin importar el daño que puedan causarle a la sociedad en general. El régimen, además del USURPADOR Procubano y Cilia, está conformado por personas que también han realizado alianzas con Satán y con el Engendro Diabólico: a los militares de “alto rango” no les importa la institucionalidad constitucional; ellos están en la “movida”, ahí hay mucho real, lujo, sexo pecaminoso (operación colchón), viajes por el mundo, y sobre todo mucho poder; en el Poder Judicial ocurre exactamente lo mismo, con el agravante de que es utilizado para contrarrestar las fuerzas opositoras a sabiendas del daño irreparable que esas acciones conducen a la dignidad humana; Verbigracia, la cantidad de personas detenidas y torturadas solo por pensar distinto y de otros venezolanos que se pudren en las cárceles, sin piedad, por ausencia de un verdadero Estado de Derecho; así actúa todo el régimen comunista y fascista. Todos han vendido su Alma, han realizados alianzas, incluyendo su núcleo familiar con Satán y con el Engendro Diabólico. La justicia divina es el verdadero tribunal; Nunca Satán en “cualquiera de sus presentaciones” ha podido ni podrá con la fuerza de DIOS.

La solución a nuestra crisis es una sola, VENCER el ateísmo que quiere corroer la sangre limpia y pura de nuestra sociedad democrática, que ama la libertad y la justicia social; para ello, es imprescindible SALIR del USURPADOR Procubano de una vez por todas; el artículo 350 de la CN, nos guiará por el buen camino.

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com

@Marlonj36450028

Comment here