#Noticia

Le picamos la torta: Celebramos 1 año de apagones desde Maracaibo y en toda Venezuela

Venezuela a oscuras. Nos referimos al apagón nacional que este 7 de marzo se cumple un año, cuando Caracas y 23 entidades del país se quedó sin fluido eléctrico.

Luego de 366 días (por lo del año bisiesto) cientos de hogares en la capital del país reclaman por las fallas, bajones y cortes programados o no.

Pero en otras entidades cuentan las horas. Llega, se va, vuelve a fallar y regresa de nuevo.

Han sido días, semanas y meses en el mismo trajín casi a lo largo y ancho de la geografía, con más problemas en los estados Zulia y Táchira que es casi una constante.

Venezuela a oscuras de crónico a cotidiano
Según el «Comité de Afectados por por Apagones» solo en 2019, se han registrado 87.610 fallas eléctricas.

Eso promedia unos 240 cortes por día, según las cuentas del Comité. Solo entre enero y febrero de este año se registraron 10.210 cortes.

Pero nos vamos al 7 de marzo de 2019. La Patria de Bolívar se quedó a oscuras durante varios días.

Desde entonces, solventar la crisis eléctrica en Caracas ha tenido un precio altísimo para el resto del país, sometido a apagones diarios y donde las personas se adaptaron a vivir semidesconectados, reseña EFE.

Ese 7 de marzo, a pesar de las advertencias de expertos de que podría darse un apagón nacional por falta de mantenimiento, compra de insumos y personal calificado, pues se «apareció el lobo».

De la incredulidad se pasó a la realidad. Era real la falla eléctrica nacional desde la Represa El Guri, el corazón principal del fluido de los habitantes de esta tierra.

Sin electricidad, pues en miles de hogares tampoco había agua, porque los motores que la transportan estaban apagados.

Teléfonos celulares apagados, sin internet las computadoras, comercio casi al cierre y quiebra y muchos saqueados entre vandalismo y desesperación.

Fueron más de 24 horas sin electricidad y luego los cortes casi constantes, que se extendió por lo menos a 10 días en zonas más vulnerables.

Regreso y de nuevo se disparó la «cuchilla»
Menos que más cuando se restableció el asunto hasta por 25 días, de nuevo Venezuela a oscuras.

Fue otra «zaga» de por lo menos tres capítulos en las siguientes semanas. Eso si, cortes leves en Caracas, mientras en el resto más severas, especialmente en el interior de la nación.

Normalidad, eso jamás..
La Venezuela de hoy 7 de marzo de 2020 tiene como principales aliados (a) velas, mechurrios y el que pudo una planta, especialmente los comercios y una que otra casa.

A eso se le une gasolina en gotas que se ven en cientos de colas de automóviles en estados como Táchira, Mérida, Barinas, Portuguesa, Zulia, entre otros.

Por internet, no se preocupe, porque cuando falla, en otras ocasiones no hay. Eso ha dejado un país atrasado en su economía y lo peor, en su paz social y psicológica que se han convertido en cotidiano.

Hospitales, en áreas álgidas como quirófanos y emergencias que sufren aún los embates de los apagones.

Todo eso originó suspensión de actividades escolares desde inicial hasta universitaria. Recorte de horarios en empresas públicas y privadas. Toda una calamidad.

Emergencia eléctrica…
Venezuela a oscuras… Eso trajo como consecuencia que el Gobierno declarara «emergencia eléctrica».

Fue militarizada la industria y la vicepresidanta de la República Delsy Rodríguez se instaló en Guayana, sede del Guri.

Se creo el Plan de Ahorro Energético y la campaña de «Soy consciente, consumo eficiente» con folletos, libros, panfletos, trípticos, campañas de radio y televisión.

«Todos juntos recuperamos el sistema eléctrico» que fue el lema de la séptima fase del Plan.

“Toda la comunidad en general debe atender al llamado de hacer un uso racional de este servicio. Debemos dejar para las horas “no pico” la utilización del aire acondicionado, debido a su alto consumo».

Se lee en la página web de VTV, de parte de la viceministra para Nuevas Fuentes y Uso Racional de la Energía del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Tania Masea (Caracas 15 de marzo 2019),

«Podemos emplearlo (refiriéndose a los aires acondicionados) en el momento que vayamos a dormir. Al igual que la lavadora y secadora, se pueden usar en horarios donde no haya una elevada demanda de electricidad”, pidió Masea.

«En el caso de la nevera, pudiéramos disminuir su gasto energético: ábrela solo cuando sea necesario; vamos a dejar reposando las comidas que estén calientes para luego refrigerarlos, cuando tengan una temperatura ambiente» otro de los consejos de la viceministra.

«El microondas es un electrodoméstico que pudiéramos usarlo solo para calentar y no descongelar alimentos, todo depende del tiempo que lo utilicemos” argumentó.

Además, pidió emplear el mayor tiempo posible la luz natural. “Prendamos las lámparas o luminarias solamente cuando sea necesario, preferiblemente en la noche y en los lugares donde estemos”, dice la nota de la página web de VTV.

Sabotaje cibernético del Imperio
Por su parte, Nicolás Maduro salió en cadena nacional para denunciar el saboteo cibernético por parte de los Estados Unidos.

Todo eso originó que el gran parte del país, menos su capital, sufrió la dieta de energía con cortes programados o no por 18 horas a la semana. Que se repite hoy 7 de marzo en muchos regiones.

Pérdidas a más pérdidas
Venezuela a oscuras hace un año. Según Aiza López, presidenta del «Comité de Afectados por por Apagones» dijo hace apenas unos días que las pérdidas de artefactos eléctricos en todo el país supera los 20 millones de dólares.

Pero la cifra más alarmante la dieron gremios y cámaras de la industria venezolana que dicen que el país perdió unos 200 millones de los verdes por cada día, solo de apagón general que sumaron al menos 10 días.

Testimonios por miles
Según reportaje de la agencia EFE, solo en el estado Zulia en 2019 sumó unas 5.00 horas sin electricidad que es como siete meses a oscuras.

«Solo en esa entidad federal, que alberga a unas cuatro millones de personas, los cortes de marzo dejaron pérdidas de 1.000 millones de dólares«, según las estimaciones del presidente regional de Fedecámaras-Zulia, Ricardo Acosta.

Cerca de 600 comercios fueron saqueados entonces y al menos el 30 % de ellos no pudo retomar sus operaciones. Se perdieron 2.000 puestos de trabajo y la actividad comercial se redujo casi a la mitad.

Táchira con las siete plagas
Venezuela a oscuras y el estado Táchira es otro de los afectados a diario. La entidad aurinegra «lucha el primer puesto» con Zulia.

«Dejamos de trabajar, de estudiar, de hacer cualquier actividad que requiera de luz (…) tenemos 12 horas al día (sin luz)» expresó a EFE el comerciante Rubén Barragán.

Que agrega que los hogares no tienen agua potable a consecuencia de los cortes es «peor» agregó Barragán, padre de familia de 42 años de edad y con tres hijos pequeños.

Así como este ciudadano, miles en Táchira, Zulia, Mérida, Barinas, entre otras entidades. Unos con más penurias y problemas a causa de las fallas eléctricas.

«En el interior del país se sufre por el gas, por el agua, por el teléfono, por transporte», dice el caraqueño Andris Bravo que se considera un afortunado pese a quedar sin luz eventualmente por varios minutos debido a los «bajones» que se hacen comunes en algunas zonas de Caracas.

«Ahora no sabemos cuándo se va a ir la luz indefinidamente», agrega el joven de 32 años a modo de síntesis colectiva.

Feliz … bueno no creo que sea feliz cumpleaños.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: