#Noticia

Opinión: Veraz… ¿Dónde está la niña?, Por Robert Alvarado



“Una autoridad que se funda en el terror, la violencia y la opresión, es al mismo tiempo una vergüenza y una injusticia.” Plutarco

La interrogante que sirve de título a este artículo corresponde a una bella pieza musical que por estos días ha posicionado en el espectro musical la conocidísima Serenata Guayanesa, con un video que alude, poéticamente a la emigración, al exilio forzoso de tantos venezolanos, las bellas imágenes acentúan la desazón del distanciamiento impuesto no por el Covid-19 sino por el terror, la violencia y la opresión referenciados en la cita de Plutarco, una realidad que a diario se acentúa disgregando a las familias a lo largo y ancho del país, con su estela de pesares más que de alegrías, que por cierto, escasean en la pieza de la agrupación bolivarense.

¿Dónde está la niña? Pregunta que extrapolada a la realidad de la familia venezolana toma variadas connotaciones dependiendo del miembro o miembros del entorno familiar que hayan partido a buscar otros horizontes que no siempre resultan ser mejores, gesta caracterizada por momentos de incertidumbre respecto a la ubicación de ese ser amado que rara vez tiene certeza de donde llegara o residenciará definitivamente, generándose cuadros dramáticos a causa de muertes, desapariciones y enfermedades emergentes, incertidumbre que compartimos desde acá al no saber a dónde llegaremos en medio de la situación país agravada con la pandemia.

En abril de 2017, el “Fundador de Serenata Guayanesa aseguró seguir “fiel” a Chávez y a Maduro”, así tituló el diario El Nacional una nota sobre declaraciones de Iván Pérez Rossi, en las cuales “aseguró -dice la nota- estar en desacuerdo con el comunicado publicado por el resto de los integrantes del conjunto musical, que expresaron su solidaridad con los manifestantes opositores y exigieron el cese de la represión”, ante lo cual “Pérez Rossi destacó su compromiso con la ideología política iniciada en Venezuela por el fallecido presidente Hugo Chávez” y en ese sentido fue explícito “Sigo siendo fiel a mis principios revolucionarios y al Plan de la Patria diseñado por mi comandante Chávez y continuado por el presidente obrero Nicolás Maduro Moros”.

Hoy día, que los vemos preguntándose ¿Dónde está la niña?, uno pudiese interpretar que las diferencias dentro de esa agrupación fueron superadas, no así las secuelas del Plan de la Patria exaltado por Pérez Rossi y eso quiere decir que esta situación tan dura, que nos está pegando a todos por igual, los obligó, como nos obliga a todos, pero en el caso de ellos los obligó a usar su talento artístico para hacer un cuestionamiento velado al régimen y trasmitido nada menos y nada más que por Venevisión en horario de novela, valga decir, en horario estelar, eso me dice a mí, que realmente las cosas en Venezuela están, porque para que Iván vaya en contra de “su compromiso con la ideología política iniciada en Venezuela por el fallecido presidente Hugo Chávez”, desdiciendo de la misma preguntando por una chamita que quién sabe en qué parte del mundo está, la cosa es grave, muy grave.

Contradicciones de esa naturaleza, de gente que estuvo con el proceso o sigue con la “revolución bonita” hecho el paisa, o sea, de gente que tiene rabo e´ paja y por eso no tiene autoridad moral para decir las cosas abiertamente, van en aumento, buscando la manera sutil, muy sutil como esa canción aparentemente ingenua y emotiva, de dar a entender lo mal que estamos. Eso es bueno, muy bueno, pues, de una manera y otra, por esa vía se genera conciencia, salida de una frustración, sí, de ver que ese Plan de la Patria, que esa ideología, que todos sabemos cuál es, lo que ha traído es hambre, miseria y una desesperación a tal grado que impulsa a diario a muchos venezolanos a dejar a sus familiares con los ojos claros y sin vista por las lágrimas que producen esas separaciones, que en el video de Serenata Guayanesa no se ven pero son elocuente en la mirada afligida y perdida de uno de sus integrantes.

Otra lección que podemos extraer de esta obra musical de Serenata Guayanesa es que la mayoría tarde o temprano se impone, lo digo con candidez, casi rayando en la ingenuidad, pero es una realidad que forma parte de un proceso, no el de los mentados revolucionarios, que poco a poco tendrá manifestaciones de mayor impacto y contundencia similar o mayor a generado por la canción de los estudiantes de la Universidad de Los Andes, que con escasas palabras y abundancia de acordes musicales expresan el dolor, nostalgia y vacío causado por la emigración, mostrando que más allá de las diferencias ideológicas hay puntos de encuentros para el bien o para el mal, y que bueno que en este caso fue para hacer un llamado de atención sobre circunstancias que nos están afectando a todos.

Y vuelvo con Plutarco, esta aproximación a ventilar la crisis es el resultado, aunque usted no lo crea, de la vergüenza e injusticia personificadas por las autoridades gubernamentales que mantienen secuestrado al país, un muy buen punto para actuar proactivamente en orden a la articulación de esfuerzos, capacidades e intereses, que en el fondo por muchos que sean se reducen a la salida de esta crisis, lo cual es el fin que nos debería motivar a ser creativos en el planteamiento de los temas que nos aquejan como sociedad, como nación de momento subyugada. Si usted es de los que cree que esto no es posible tal vez es porque aún no se ha preguntado ¿Dónde está la niña, mi mujer, mi mamá, mi papá…? O tal vez lo ha hecho, pero con displicencia, si ese es su caso, póngale corazón, como Serenata Guayanesa.

Nota: En días pasados se conoció la noticia por las redes sociales. Que el empresario y político yaracuyano Kamel Salame fue hospitalizado por problemas de salud en una unidad de cuidados intensivos en un centro médico de la ciudad de Barquisimeto (https://bit.ly/32za7CR). En respuesta a quienes han manifestado preocupación ante la posibilidad de que Salame estuviese contagiado de Covid-19, los médicos que le hicieron la atención a Salame con sus evaluaciones de rigor, el resultado fue negativo. Gracias a Dios, que no fue victima de la pandemia y esperemos que se sane…_

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com robertveraz@gmail.com grsndz629@gmail.com o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/ y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: