#Noticia

“Maduro comenzó a mentir sobre el coronavirus desde antes que llegara a Venezuela…”

“Maduro comenzó a mentir sobre el coronavirus desde antes que llegara a Venezuela…”

Y a medida que pasan los días se profundizan las mentiras y contradicciones del régimen.
Guaidó, con una buena dosis de valor, dice públicamente lo que muchos médicos, periodistas, gremios, autoridades locales y víctimas no pueden decir: los casos de coronavirus en Venezuela son muchos más de los que el gobierno reconoce.
Maduro trata de imponer su relato, su versión de los hechos, bastante infantil por cierto. Según su cuento, el coronavirus no se originó por problemas de insalubridad en un mercado con animales vivos en Wuhan, sino que los norteamericanos lo desarrollaron en un laboratorio y se lo mandaron a los pobres chinos. Igualmente, según su relato, todos los casos de coronavirus en Venezuela son “importados”, porque en Venezuela el virus no se transmite y nadie se contagia, gracias a la cuarentena y a la eficiencia del régimen, claro. Y, para rematar, el coronavirus es una enfermedad de ricos, que incide más en los municipios del este de Caracas: ricos que viajan y trajeron el virus de Europa. ¡No se puede ser más irresponsable!
A excepción de China, el primer caso de coronavirus en cada país del mundo tuvo que ser -necesariamente- importado, porque el virus no se generó espontáneamente en cada país. Lo mismo ocurre en Venezuela. Los primeros casos fueron, obviamente, importados, y luego comenzó la transmisión, el contagio. Y ha habido contagio en Venezuela, un país en donde tener agua y jabón es un lujo, y donde hacer cuarentena es prácticamente imposible.
Si no fuera trágico, sería cómico ver a Maduro delirando en televisión.
Otra cosa. Como Maduro se niega a prorrogar la fecha para declarar el Impuesto Sobre la Renta (ISLR) -cosa que ya han hecho muchos países-, quienes trabajan en el área de impuestos en bancos, aseguradoras y empresas, las firmas de contadores, los abogados tributaristas, funcionarios del SENIAT, etc. se ven obligados a ir a sus oficinas a trabajar duro esta semana, porque el lapso vence el próximo martes 31. ¡Cuídense del virus!
Esta será otra semana volátil en los mercados financieros del mundo.

Coromoto Díaz

Quito-Ecuador

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: