Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
InternacionalesNacionales

Misterios: ¿Qué hacía el dueño de firma de seguridad privada Blackwater en Caracas?

Una mirada a por qué el caso de cuatro guardias de Blackwater, acusados ​​de asesinar a 17 iraquíes en la plaza Nisour el 16 de septiembre de 2007, ha tardado tanto en llegar a la sala del tribunal. BY THE NEW YORK TIMES

Erik Prince, dueño de la compañía de seguridad que en abril ofreció enviar un ejército privado para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, se reunió en Caracas con la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez en noviembre, en un encuentro secreto que luego condujo a liberación de seis arrestados ejecutivos de Citgo, reportó el viernes la agencia de noticias Bloomberg.

El dueño de Blackwater —controversial firma de guardias privados utilizados por Estados Unidos durante la guerra en Irak— habría propuesto negocios con Venezuela durante su encuentro con Rodríguez y luego abogó a favor de liberar a los ejecutivos de la compañía de refinación, reportó la agencia citando una fuente no identificada.

Y el régimen, efectivamente, ordenó a los pocos días que a los ejecutivos se les permitiera ir a sus casas donde actualmente se encuentran bajo arresto domiciliario.

Pero el encuentro dejó a varios observadores de Venezuela rascándose la cabeza ante la posibilidad de que Prince, cuya hermana, Betsy DeVos, es Secretaria de Educación de Estados Unidos, haya en realidad viajado a Caracas solo para ofrecer sus servicios, o si en cambio portaba un mensaje para el régimen de la administración de Donald Trump.

Prince se reunió con Rodríguez en momento en que la administración de Trump está brindando señales de frustración con la situación en Venezuela tras encabezar una coalición de más de 50 países que declaró a Maduro ilegítimo y respaldo al opositor Juan Guaidó, declarando que él es el verdadero jefe de Estado del país petrolero.

La tesis de que buscaba negocios tiene sus méritos, opinó desde Miami el experto en materia de seguridad Esteban Gerbasi.

“Prince tiene un ejército y soldados de fortuna siempre anda buscando negocios donde lo necesiten. Hace unos meses estaba ofreciendo sus servicios para meterse en Venezuela y montar una operación cuando se podía. Después utilizó a unos miembros de su equipo que hablan español para que se sentaran con Guaidó, pero no les prestaron atención”, dijo Gerbasi.

“Y ahora lo estamos viendo en Caracas”, agregó.

Si estaba ofreciendo enviar su ejército privado para favorecer a Maduro, eso sería un giro de 180 grados frente a lo que estaba ofreciendo en abril.

En reuniones privadas sostenidas en Europa y Estados Unidos, Prince presentó planes para enviar un ejército privado de hasta 5,000 soldados a Venezuela para salir del régimen bolivariano de Caracas y colocar a Guaidó en el poder.

Pero la idea de reunirse con Rodríguez en Caracas para ofrecer negocios es una idea delicada que podría tener consecuencias para Prince, particularmente ante el hecho de que la vicepresidenta es una de las decenas de funcionarios del régimen sancionados por el Tesoro de Estados Unidos, opinó el asesor sobre temas militares, Martín Rodil.

“Para poder presentar un negocio a Delcy y a Maduro, el necesitaría primero una licencia del Departamento del Tesoro como ciudadano americano, incluso sólo para reunirse con ellos”, resaltó Rodil.

Por otro lado, puede que haya ido a Caracas sólo para gestar la liberación de los ejecutivos de Citgo, pero el hecho de que haya tenido éxito también genera sus propias interrogantes.

“¿Los soltaron a cambio de qué? Maduro, al igual que el régimen de los Castros en Cuba no da nada de gratis. Todo es a cambio de algo. Entonces la pregunta allí es, ¿qué pidió Maduro a cambio al gobierno americano para soltar a los ejecutivos?”, dijo Rodil.

La otra posibilidad era la de que portaba un mensaje de la administración, con la oferta de establecer una línea de comunicación del hombre de fuerte de Venezuela con Washington, cosa que el régimen lleva ya más de un año tratando de establecer, opinaron los expertos.

Según el artículo de Bloomberg, las conversaciones en Caracas fueron realizadas tras informar al menos a un alto funcionario del gobierno estadounidense sobre sus planes.

Pero Elliot Abrams, Enviado Especial del Departamento de Estado sobre temas de Venezuela, le dijo a la agencia de noticias que el organismo no estaba al tanto del encuentro.

“Ni la reunión ni ninguna oferta fueron realizadas en nombre del gobierno de Estados Unidos y ante la posibilidad cualquier oferta parecería que violaría las sanciones impuestas por Estados Unidos”, dijo Abrams a Bloomberg.

Fuente: https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article238366408.html

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: