#NoticiaDeportes

Nada ha cambiado con Kylian Mbappé

El Real Madrid le espera desde la tranquilidad de una decisión tomada y comunicada hace tiempo

Nada ha cambiado. Kylian Mbappé sigue con la idea de jugar en el Real Madrid y su hoja de ruta es la misma. Día tras día la presión se multiplica y no sólo con ofertas de todo tipo, colores y millones. Hablamos de presión a la familia, al entorno y a todo lo que pueda suponer un mínimo de llegada al delantero. Pero el compromiso y, en especial, el deseo de jugar en el Santiago Bernabéu por parte de Mbappé siguen inalterables. El Real Madrid le espera y lo hace desde la tranquilidad de una decisión tomada y comunicada hace tiempo.

Mauricio Pochettino sabe que el internacional francés es la base y el factor desequilibrante del PSG. Nadie llega a su altura ni de lejos. Admira el nivel de concentración y de profesionalidad del parisino ante una situación complicada de asumir, pero que para él parece hasta sencilla. Ni un mal gesto, ni un desaire. Al contrario, trabajo, trabajo y más trabajo, salpicado de un compromiso que para muchos estaría situado en lo imposible ante la presión que recibe en su día a día. Está siendo un ejemplo constante.

El vestuario tiene asumida su marcha en dirección a Valdebebas. Sus compañeros saben que su destino será el Real Madrid, pero conocen su entrega al PSG y por eso en el partido de vuelta de octavos de final de la Champions volverán a buscarle, a hacerle el aclarado que le prepararon en el último minuto del partido de ida.

Si alguien tiene que jugársela será Mbappé por mucho que les pueda pesar a otros, pero que callan ante la manera de entender la profesionalidad del campeón del mundo.

Un futuro prometedor

Kylian Mbappé lleva rechazando ofertas de todo tipo desde hace un año. Tras no ser traspasado dijo que el contador volvía a colocarse a cero, pero en su corazón y cabeza ha permanecido la idea de jugar y triunfar en el conjunto blanco pese a los millones de euros que le prometen desde Qatar.

En la comida de los dirigentes de PSG y Real Madrid antes del partido de ida quedó de manifiesto que Al Khelaifi no soporta la idea de sentirse perdedor de este escenario planteado por Mbappé. Hace cinco años ganó, pero ahora no admite la derrota y por eso Qatar se ha movilizado y lo ha hecho con especial violencia económica antes de la presencia de Mbappé en el Bernabéu. Y es que intuyen que después de ese encuentro ya no tendrán opción alguna. El paréntesis se cierra dado que los dos equipos, con independencia del resultado, no se volverán a ver las caras en lo que queda de temporada.

Mbappé se va a encontrar un Bernabéu de las grandes noches europeas. Va a vivir en primera persona lo que le contaron, casi como héroe. Eso era lo que el PSG no quería bajo ningún concepto y por eso sus dirigentes son capaces de poner un contrato de 500 millones de euros sobre la mesa, un cheque en blanco, tratamiento de jeque… todo lo que imaginen.

Fuente: https://www.marca.com/

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: