Opinión

Opinión: Alcabalas delictuales en todo el país, Por José Rafael Ramírez


 
Los efectivos militares o funcionarios policiales son unos verdaderos azotes en esos puntos de control. No pueden ver un camión con alimentos, a los que no chantajea y extorsionan. Les quitan productos y dólares, bajo la amenaza de decomisarles toda la mercancía.
 
Las diferentes alcabalas instaladas a lo largo y ancho del país no son más, que puntos de extorsión y chantaje, donde se azota a la población en general, especialmente a la gente de trabajadora.
 
En esas alcabalas o puntos de control, como también las llaman, los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), los funcionarios de las diferentes policías que existen en todo el territorio, llámense Policía Nacional Bolivariana (PNB), policías estadales o municipales, lo que aplican es terror contra todos el mundo, es decir transportistas, comerciantes, ciudadanos, pues hasta la personas que viajan en unidades de transporte público son obligadas a bajarse del autobús, buseta o carro por puesto, para ser sometidas por horas y muchas veces bajo el inclemente sol, a requisas indignantes
 
Los más afectados por esa situación son los transportistas, especialmente los que trabajan con alimentos. Según nos relatan algunos afectados que transportan productos como quesos, huevos, verduras, frutas, víveres, etc., que esos policías, convertidos en malandros de carreteras, no hacen otra cosa que extorsionarlos sin pudor de ninguna naturaleza. Por ejemplo, a los queseros les quitan prácticamente las ganancias, exigiéndoles hasta dos “paños” del producto (unos 20 kilos de queso) que transportan del llano adentro al centro del país. A los que trabajan con huevos, los “asaltan”, quitándoles hasta 2 cajas. Igual sucede con los transportistas de verduras, frutas y otros alimentos. El chantaje y la extorsión ocurren cuando se niegan a pagar “vacuna”, entonces bajo cualquier pretexto banal le decomisan toda la mercancía, pues llegan al extremo de romper y desaparecerles las facturas y guías. También se dan casos, donde les inventan delitos, sembrándoles armas, drogas o el de moda: materiales estratégicos. Hemos conocido de casos, donde, frente a la grave escasez de combustible, un transportista toma sus previsiones y carga una o dos garrafas con gasoil, y eso lo utilizan para detenerlo y presentarlo por tráfico de material estratégico y con ese pretexto, cuando menos, le decomisan el combustible.
 
También una gran cantidad de jóvenes que se desplazan en sus vehículos son víctimas de esos delictuales procedimientos, pues se han dado muchos casos, donde les siembran drogas y armas para extorsionar a sus padres. En fin, como se dice en el titulo de esta nota: son alcabalas delictuales instaladas en todo el país. Un verdadero peligro para la colectividad y un gran daño al país.
 
Recientemente el propio fiscal general Tarek William Saab, se refirió al tema en una entrevista de televisión, donde señaló que entre Caracas y el oriente donde -dijo- están instaladas múltiples alcabalas y de diferentes organismos policiales, donde los efectivos de la GNB y los funcionarios de las diferentes policías, prácticamente asaltan a los ciudadanos, saqueándoles sus pertenencias e incluso las de uso personal, además donde brilla por su ausencia de respeto y de cortesía que le deben a la ciudadanía, la cual es sometida a humillantes ofensas, frente a las que hay que quedarse callado, porque si no, les inventan el delito común que se conoce como “resistencia a la autoridad”. Igualmente todo esto ocurre en todo país. ¡Verdaderos azotes!

 
José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los conceptos emitidos por el autor de este artículo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: