#NoticiaInternacionales

Opinión: III Guerra Mundial, Por Coromoto Díaz



Estamos ya en la tercera guerra mundial, pero es económica, ideológica y religiosa. No tiene frentes definidos y los combatientes son grupos que luchan por sus creencias sin saber que son utilizados en esta nueva forma de guerra moderna.

El objetivo es desestabilizar al enemigo desde dentro, haciendo que su nación sea ingobernable. Para eso la mejor arma es la guerra económica o fomentar las propias divisiones internas de la nación (étnicas, religiosas o ideológicas).

En este mundo postmoderno, a diario vemos no guerras convencionales entre distintas naciones, sino guerras civiles o conflictividad social extrema que dejan ingobernable a los países.

El enfrentamiento abierto por tanto no es posible para ganar sobre las otras potencias con capacidad nuclear. La guerra se gana desestabilizando al resto en conflictos internos circunscritos en su territorio. Si haces colapsar la economía de un país, puede dejar de ser gobernable, pero el problema es interno a ese país y, en principio, tu no corres peligro, pero las muertes se cuentan por miles.

Las guerras en actualidad se basan en el patrón de guerras de cuarta generación que incluyen a la guerra de guerrillas, la guerra asimétrica, la guerra de baja intensidad, la guerra Sucia, el terrorismo de Estado u operaciones similares y encubiertas, la guerra popular, la guerra civil, el terrorismo y el contraterrorismo, además de la propaganda, en combinación con estrategias no convencionales de combate que incluyen la cibernética, la población civil y la política. En este tipo de guerras no hay enfrentamiento entre ejércitos regulares ni necesariamente entre Estados, sino entre un estado y grupos violentos o mayormente entre grupos violentos de naturaleza política, económica, religiosa o étnica.

=La forma de resolver los conflictos han cambiado ya que el desarrollo tecnológico ha llegado a un punto en el que la destrucción mutua está asegurada entre las grandes potencias. Superar tecnológicamente al adversario supone un coste no asumible.=

Control ideológico, propaganda, conflictos étnicos o religiosos pero dentro de las fronteras nacionales con el objetivo de llevar al poder al grupo que te interese o de desestabilizar gobiernos no deseados. Actualmente en el mundo hay conflictos de este tipo en todas las áreas en disputa entre el bloque USA, UE, Rusia, China (Nigeria, Sudán, Somalia, Yemen, Chechenia, Xinjiang…)

Para este tipo de conflictos es sistema democrático y las nuevas tecnologías (teléfonos móviles, correo electrónico, redes sociales) resultan muy útiles ya que permiten utilizar a grupos enfrentados políticamente para desestabilizar países. Son las llamadas revoluciones de colores (Ucrania, Moldavia, Iran…).

El funcionamiento es sencillo, si no sale el gobierno deseado, se acusa de fraude y mediante las nuevas tecnologías de comunicación se crea un movimiento popular que desestabilice al gobierno salido de las elecciones.

Cada época histórica ha tenido una forma diferente de hacer la guerra, yo creo que ya estamos en ella pero no somos conscientes ya que lo que esta ocurriendo no es la idea de guerra que tenemos. Las guerras convencionales entre distintas naciones no son las guerras que vamos a ver…

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: