Política

Opinión: La Renovación del Capital Político, Por José Cándido Viloria

Del Discurso Político

Cuando hay rebelión en el país, los caudillos se multiplican; cuando el gobernante es entendido, se mantiene el orden; cuando los justos triunfan, se hace justicia, se hace fiesta; cuando los impíos se imponen, todo el mundo se esconde, mas cuando perecen, los justos se multiplican. Los hombres malos no entienden el juicio; mas los que buscan a Jehová entienden todas las cosas. Mejor es el pobre que camina en su integridad, que el de perversos caminos y rico.  Las habilidades para gobernar no son meramente administrativas y personales, sino que están vinculadas a las cuestiones más profundas de la justicia pública. “Un león rugiente, un oso hambriento, es el gobernante malvado que oprime a los pobres. Como también el gobernante falto de juicio es terrible opresor y multiplicara la extorsión; en tanto que el que odia las riquezas prolonga su vida” Proverbios 28. Quise comenzar este hilvanar político, con la sabiduría del Dios todo poderoso, a él sea la Honra y Gloria, justamente porque Venezuela, Vera su Libertad, por el Espíritu libertador del Rey de reyes, Señor de señores, NO antes ni Después. consciente de la necesidad de LA RENOVACIÓN DEL CAPITAL POLÍTICO, para nuestra nación, hago el énfasis por cuanto a la sociedad se le ha olvidado de dónde venimos y quien rige nuestros destinos. No parecemos ajenos a la línea argumental de las Sagradas Escrituras a la Ley de Dios. Sin comprender que “Los que abandonan la ley alaban a los malvados; los que la obedecen luchan contra ellos; lo cual ilustra las consecuencias sociales de guardar la ley.  Dios aborrece hasta la oración del que se niega a obedecer la ley, lo cual demuestra que, bajo los términos del antiguo pacto, la fidelidad a Dios se mostraba obedeciendo a la ley, que hoy mostramos siendo obedientes a su Palabra y temerosos al Dios viviente, confiando en su perfecta voluntad, arropados en la FE.

El capital político es el término utilizado para definir la capacidad de un individuo o conglomerado, para influir en las decisiones políticas de una Nación, Estado o Municipio. Este capital se construye a partir de lo que la oposición piensa del político, he allí la necesidad de una oposición seria, por lo que los políticos o politiqueros, radicales charlataneros, mentirosos y demagogos perderán su caudal. El capital político puede entenderse como una metáfora utilizada en la teoría política, para conceptualizar la acumulación de recursos y poder construido, a través de las relaciones, interpersonales y colectivas, basadas en la confianza, la buena voluntad y la influencia entre los políticos o partidos Políticos, la sociedad y otras partes interesadas, como lo es el segmento electoral. El capital político puede entenderse como un tipo de moneda utilizada para movilizar a la sociedad como electores o votantes, que catapultan victorias o derrotas políticas, lo que redunda en mengua o florecimiento del capital político, el cual permite, lograr reformas políticas para el Estado, como también otros objetivos políticos, en ámbito local, regional e internacional. Aunque no es una forma literal el Capital Político, a menudo se describe como un tipo de crédito, o un recurso que se puede depositar, gastar, malgastar, invertir, perder, ahorrar, y administrar. Donde juega un papel fundamental la REPUTACIÓN, alguien la llamo conducta reputacional, referido a la CREDIBILIDAD y CONFIABILIDAD de un político o personalidad, que ejercite la actividad política, de esta forma de capital se acumula manteniendo posiciones políticas de trascendencia, con puntos de vista ideológicos consistentes en el tiempo, que por cierto a Venezuela como le infiere la necesidad en recobrar la REPUTACIÓN del EJERCICIO de la POLÍTICA; pero también está la acción Representativa o el capital Político representativo, que  se refiere básicamente a la influencia del político en el establecimiento de políticas públicas para la nación, estado o municipio; siendo esta forma de capital político acumulable a través de los años experiencia en funciones gubernamentales, como también en la antigüedad y el desempeño de puestos de liderazgos; de allí que el capital político, por reputación y el representativo, es el producto de las relaciones entre la opinión o impresiones públicas, llevadas por la sociedad, en su interacción política, que se traduce en recompensas, elección, reelección, o las sanciones mediante el juicio político, por la toma de decisiones prudentes o las imprudentes producto de los desaciertos políticos; por el cual, al igual que el dinero, dice el politólogo estadounidense, Banfield, el capital político debe gastarse y ahorrarse sabiamente o un político estaría «fuera del negocio» en poco tiempo. 

Es de enfocar, que el capital político, es un TRABAJO ACUMULADO, en su forma materializada o incorporada, que es cuando se apropia o se permite apropiarse de la energía social, en la forma de trabajo cosificado o vivo; he allí el como el Capital Político, funciona simbólicamente dentro de la sociedad, lo cual hace que el capital dentro de un sistema político; es una forma de crédito acumulado por los políticos, que puede ser utilizado para lograr entre otros objetivos, como el trabajo requerido para la gobernabilidad, la estabilidad, el aprobar leyes, que marquen el progreso de la nación, que incluye también lograr la reelección es sus distintos cargos políticos; por ello, la trascendencia del capital político estructural, que da forma a los procesos de toma de decisiones. Un político gana capital político al ganar elecciones, aplicar políticas, que cuentan con el apoyo público, lograr el éxito con iniciativas para el desarrollo de la Nación; por lo que, el capital político debe gastarse para que sea útil en la sociedad, donde el implementación de las políticas públicas, para que le impriman orden, desarrollo, progreso, ley & Bienestar al ciudadano; reflejado en la vida familiar, en el sector educativo desde el primer nivel hasta el universitario, en lo económico, la salud y por ende en la parcialidad política o partidario, que acentúa lo carismático del político con Capital Político. Ojo aquí, yo quiero hacer ÉNFASIS en la necesaria pertenencia de actuación y el ejercicio de las organizaciones Políticas o  Partido Político, quienes deben asumir con responsabilidad, el ejercicio del capital Político, que puede ser complejo, lo es, pero es necesario revestir a la sociedad, robustecerla con organizaciones políticas, que asuman su rol, ya sea para Construir o reconstruir el capital político, sobre todo por organizaciones políticas, para la toma del Poder, o las que intervienen de lo público, sin que ello se traduzca en participar en actividades de gobierno. Si de algo adolecemos los Venezolanos, es de Organizaciones políticas con Ética y Moralidad, responsables, comprometidas con la practica del bien común, todas en su Generalidad sucumbiendo ante la generosidad de los Comunistas, que cambiaron su integridad política y partidista por las 30 monedas, propio de los JUDAS Criollos, el resto del cuento, ya ustedes lo conocen de sobra. No obstante, hoy más que nunca estamos habidos del surgimiento de Organizaciones Políticas, que entiendan la Noción del Estado supra, como rector de la sociedad, lo que implica concertar políticas públicas para salir del abismo en la que nos han metido Comunistas y socialistas; lo que constituyen un primer paso para la interacción de militancia política tradicional, siendo una fuente, tanto de experiencia, como de enganche o redes políticas; que para la mayoría de los individuos de este país le es repulsivo, asumir etiquetas partidarias, o partidistas; de allí la necesidad de Construir un NUEVO CAPITAL POLÍTICO PARA NUESTRA NACIÓN.

Para muchos, le debe ser familiar esta frase AGRUPACIÓN POLÍTICA ORGANIZADA, más allá de ganar elecciones, un gobernante debe convencer para continuar en el poder. Lo que implica que la permanencia en el poder es dar resultados”. Mas allá de las ideologías y las perversidades de Comunistas y Socialistas; Hay que dar resultados”, ello pasa por desplegar políticas públicas eficientes y una política de comunicación asertiva. En definitiva, tener “reputación es tener un guardado o caja chica, que nos sirve de base para construir capital político”. El capital político es algo que no es TAN FÁCIL de lograr, pero es muy fácil dilapidarlo. He aquí el traje a la medida para los Políticos Venezolanos y las Organizaciones o franquicias políticas, en su mayoría, por no ser arrogante, casi todos, digo TAN ARROGANTE, DILAPIDARON SU CAPITAL POLÍTICO, las Organizaciones políticas, Viejas y las nuevas y las no tan nuevas, en su conjunto con sus líderes de viaja data y la generación de relevo, mandaron por el despeñadero su capital político; dejaron de ser INSTITUCIONES, para convertirse en guarida delictiva, estoy hablando de la globalidad política del país. comunistas y Socialistas, dejaron al país sin Capital Político, con el cual se pueda contar para rehacer la REPÚBLICA; mediante acuerdos entre cánticos de gallos y el ruido de los grillos, se hicieron con el poder político, donde llevan 22 años en funciones de Gobierno los comunistas y de Oposición los Socialistas. Esto hizo que el ciudadano comenzara a dudar de su integridad como dirigentes y como organizaciones políticas, que hoy suman un rechazo que a un máximo de un 90%, un minino de 80 %, con una media del 85% como estándar de rechazo a los dos bloques, siendo el mayor rechazo el de la corrupción administrativa, que el de la negligencia operacional, lo que caracteriza a que toda persona en funciones de gobierno, cualquiera sea el cargo, es considerado un ladrón, del erario público; lo que implica que la población, no confía ni en el gobierno, ni en la Oposición, ambos son considerados caimanes del mismo pozo. Malgastaron su capital Político, lo DILAPIDARON; ahora toca a ese 85% de venezolanos, que representamos a la decencia de la Nación, impulsar desde cada rincón del país, la Construcción del Capital Político, el cual nos permita AGRUPARNOS POLÍTICAMENTE, mediante la ORGANIZACIÓN Ciudadana, sin complejos, ya como organizaciones políticas, o como políticos. A quienes, nos gusta la política, asumir nuestro Rol de POLÍTICOS, y no escudarnos en las figuras del Independiente, que es la misma figura de LA ANTI-POLÍTICA, QUE TANTO DAÑO, le ha hecho al país. Creo firmemente, en el sistema de partidos políticos, solo que le agrego un elemento trascendental, hay que tener el TEMOR a DIOS, en su dirigencia, para que avancemos, hacia lo que todos deseamos, salir de tanta maldad política de Comunistas y socialistas; en lo particular asumo mi rol. Creo en la política, como medio para la práctica del bien común; pero también como, la vía más expedita para accesar al poder y revertir la calamidad de comunistas y socialistas. Consciente estoy, de la necesidad de CONSTRUIR UN NUEVO CAPITAL POLÍTICO, para Venezuela y está en nuestras manos, algo así como que, 22 millones de connacionales. que estamos dentro con trabajo podamos restablecer para la Nación: LA REPÚBLICA COMO SISTEMA DE GOBIERNO, bajo los parámetros DIOS, LEY & ORDEN. Amén   

****GRANDEZA EN EL ALMA DE NUESTRA NACIÓN!!!!!

Dios, República, Federación, Ley & Orden.

JOSÉ CÁNDIDO VILORIA

Correo electrónico: josechinoviloria@gmail.com.

Face: JoseCandido.

Twitter: @Josecandidovb

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: