#Noticia

Opinión: La tercera ola… ¿De qué? , Por José Miguel


Los gobiernos comienzan a hablar de una supuesta «tercera ola». Se refieren al COVID-19, pero personalmente estoy convencido que esa «tercera ola» es de abusos de poder.

La gente que se ha dejado dominar y manipular por el miedo, hace eco del mensaje gubernamental. Recuerden esto: sentir miedo no está mal, lo que está mal es vivir dominados por el miedo.

Los gobiernos del mundo entero -especialmente los de Occidente- han decidido imitar el modelo chino de totalitarismo: abuso de poder, confinamientos masivos, aniquilación de la propiedad privada (pequeños y medianos negocios) usando como excusa al COVID-19. ¿Por qué? Porque la gente se los acepta.

No hay peor desgracia para un país, que una sociedad integrada por ciudadanos dóciles, manipulables, sin valores, ni principios firmes. Lamentablemente, eso es lo que vemos hoy día.

¿Qué hacer?

Lo primero es: el ciudadano debe practicar el desobedecer la autoridad totalitaria del gobierno; empezando a pequeña escala hasta que se sienta cómo haciéndolo.
Abre tu negocio.
Camina por los espacios públicos por donde no está permitido.
No uses el tapabocas en exteriores si no estás entre un grupo de personas.
Si te dan una multa, no la pagues.
Búrlate de la autoridad que quiera imponerte el totalitarismo.
Sal a trabajar.
Reúnete con amigos y familiares de nuevo.
Esquiva a los oficiales que están en las calles practicando la dictadura del confinamiento.
Practica medidas para evitar la propagación de virus y gérmenes, pero no hagas lo que el gobierno te dice.
No esperes que el gobierno te diga qué tienes permitido hacer y qué no; esa no es su función.
Es elemental que trabajemos nuestra voluntad para desafiar a la autoridad que abusa del poder, porque más nadie lo hará por nosotros. ¿Acaso queremos vivir en un campo de concentración mundial? ¿Acaso queremos ser las ovejas del rebaño gubernamental? ¡Yo no!

Desafía al sistema, rétalo, desobedece su autoridad. ¡Los confinamientos y abusos de poder NO SON POR TU SEGURIDAD, son por tu obediencia!

No sacrifiques tu libertad a cambio de seguridad, mucho menos si esa «seguridad» no es más que la vigilancia y el control perpetuo por parte del Estado.

Desafía al sistema.

José Miguel

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: