#Noticia

Opinión: Pasado, presente y mientras no tengamos un candidato que nos represente nuestro llamado es al voto nulo, Por A. Boa Gente



En el año 2012 (Noviembre) nuestro llamado ante las elecciones regionales fue al voto nulo, ya que para aquel entonces no contábamos con un representante político que respondiera a los intereses de la clase trabajadora, y levantara un programa de propuestas políticas que incluyera la instauración del gobierno de los trabajadores y el pueblo, en una Venezuela Socialista. Tomamos estas elecciones, presidenciales o de gobernadores y concejales, como un proceso democrático burgués, en donde es el capitalismo quien nos bombardea de sus ideas con tal de mantener su estatus quo dificultando la posibilidad de la construcción de un partido leninista combativo que vaya en pro de los intereses del proletariado, de los oprimidos, y de los aliados de la clase obrera, tanto a nivel nacional como internacional, quedando claros en que ni el chavismo ni su oposición de derecha tienen como línea política gobernar en pro de los trabajadores y trabajadoras.

Las políticas centrales que este gobierno viene desarrollando, son fundamentalmente decididas en los centros de los grandes monopolios y oligopolios, son ellos los que a nivel internacional deciden como debemos vivir en pro de sus intereses. Para el capitalismo mundial, China, Alemania, Japón y los Estados Unidos son generadores de tecnologías, Israel cumple el papel de policía militar en Oriente medio, por su parte a América Latina le dan el papel de productor de drogas por un lado, otros productor ganado, cobre, coltan; nuestro país productor de petróleo, y todo en función de los intereses de los monopolios.

A pesar del discurso del gobierno su línea política nunca ha sido separarse del capital imperialista, no solo estadounidense sino también regido bajo los intereses ruso y chino, entre otros. Desde el gobierno rojo rojito, hablan de una independencia económica pero por medio de las alianzas estratégicas y el proyecto de ley de Zonas Económicas especiales (ZEE) y proyecto de Ley Anti bloqueo pretenden profundizar la entrega de nuestras riquezas, exonerando a los inversionistas, de pagos arancelarios y tributarios por compensación de daños y explotación territorial, permitiendo la violación de todos los derechos de los trabajadores, como sindicatos, salarios, seguridad social, entre otros, implementando lo que se conoce como la maquila.

Hoy, nuestra tarea es unificar, desarrollar, organizar la clase y sus luchas, prepararnos políticamente para dar las respuestas necesarias desde el campo político de la izquierda, fomentando la creación de un partido político de la clase obrera que defienda banderas como:

1-. Nacionalización SIN INDEMNIZACIÓN del sistema bancario, y el comercio exterior, y de toda empresa necesaria para nuestra economía, bajo control de los trabajadores y las trabajadoras.

2-. No pago de la deuda externa.

3-. Rechazo a la criminalización de las justas luchas obreras y populares.

4-. Rechazo a la congelación de las discusiones contractuales. Rechazo a los retardos procesales, y libertad para todos los presos por actividades sindicales.

5-. Por la solidaridad, unificación de cada protesta que se desarrolle, por la defensa de todos los derechos de la clase, por la congelación de precios, y la aplicación de una escala móvil de sueldos y salarios.

6-. No al plan económico que nos impone el gobierno y sus cómplices, todo plan económico debe ser discutido, aprobado o desaprobado, por las bases organizadas a nivel nacional, por las organizaciones obreras y populares.

7-. Por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, en una Venezuela socialista.

Nuestra tarea política ha sido, es y será intervenir con el objetivo de aprovechar las condiciones existentes, para propagandizar y agitar propuestas, que ayuden a elevar el nivel de la conciencia de clase dentro de los trabajadores y sus aliados, que les haga comprender que la solución no viene ni del chavismo, ni de su oposición, llámese M.U.D, G4 o llámese como se llame, ya que sus propuestas siempre estarán dentro del marco capitalista, en donde solo la burguesía es la que saldrá beneficiada dándole migajas al proletariado, robándose todas las ganancias que se producen.

No tenemos hoy, alternativas con fuerza nacional, que desde el campo político de la izquierda, defiendan y propagandicen un programa de clase. No se trata de intentar demostrar quién es mejor aplicando tales o cuales reformas al programa burgués, que al final quien sale perjudicado es el pueblo trabajador. La campaña electoral que se avecina, debe y tiene que servir para propagandizar la lucha de los trabajadores, las trabajadoras, la defensa de sus conquistas y derechos tanto reivindicativos y políticos de todos los explotados y oprimidos, la solidaridad con cada manifestación que surja, el rechazo al plan económico del gobierno, el rechazo a la entrega de nuestras riquezas a través de las zonas ¨especiales, que impondrán la llamada maquila, la exigencia de libertad para los compañeros presos por acciones sindicales, la defensa del gobierno de los trabajadores y el pueblo en una Venezuela Socialista.
La única salida es por la izquierda

El capitalismo es uno solo, un estadio económico que desde hace tiempo está en crisis pero que se niega a morir. Nuestra lucha también es una sola en donde organizados como un solo cuerpo, una sola masa hemos logramos conquistas laborales importantes, incluso hemos hecho retroceder a los representantes de la burguesía, cuando rechazamos el golpe de estado, cuando la ultraderecha puso las guarimbas en las calles, o cuando derrotamos el paro patronal en PDVSA, Pero este gobierno que se hace llamar socialista lo que ha hecho es ceder y defender los intereses burgueses en sus planes de hacernos pagar las consecuencias de su crisis.


La tarea de nosotros los marxistas revolucionarios ha sido, es y siempre será ayudar a educar a la clase trabajadora, para que desarrolle su fuerza demoledora que derrote al explotador, ayudándola a organizarse con cuadros políticos, con su partido único con un programa claro de clase. Nuestra tarea es profundizar nuestra formación, que nos ayude a conducir victorias obreras y populares, de carácter nacional, que despierte la solidaridad internacionalista, para que el fervor por conquistar la justicia social se extienda como una ola (Tsunami) a todos los rincones del mundo.
Ante las sanciones ¿Qué hacer?

Las sanciones económicas políticas que ha impuesto el gobierno de los Estados Unidos a la administración de Maduro, es una muestra de la lucha por los mercados. EE.UU se queja por que el gobierno de turno, ha repartido la torta económica en varios monopolios de distintos países, entre los que están Rusia, China, y otros, lo que constituye un obstáculo a los intereses del imperialismo estadounidense de hacerse totalmente con los recursos minerales de Venezuela partiendo por la faja petrolífera del Orinoco con la mayor reserva mundial de petróleo, el Arco Minero que cuenta con la 2da reserva mundial de oro (7 mil TN), la 6ta de diamantes (33,8 millones TN), además de una de las mayores reservas mundiales de coltán, entre otros muchos minerales.

Hay que decirlo, el gobierno burgués de Nicolás Maduro quiere entregar las riquezas del país al capital extranjero pero no al ritmo y tiempo que quiere dictar los Estados Unidos. Desde hace años nos anuncian la reprivatización de las empresas del estado bajo el disfraz de alianzas estratégicas que nos venden como solución para que podamos alcanzar la tan anhelada mejoría económica de nuestras condiciones de vida y trabajo.

Desde la C.S.R. El Topo Obrero, decimos que no tenemos un candidato que represente nuestro programa político e intereses de los trabajadores y sus aliados, por lo que nuestro llamado es al voto nulo. Votamos por la construcción de una organización clasista revolucionaria, marxista que levante la bandera de la independencia de clases, la lucha por la destrucción del capitalismo y la instauración de las bases para ir hacia el socialismo, votamos por el fortalecimiento de las luchas obreras y populares que se tienen que dar contra de la política de endeudando al país, votamos por la nacionalización SIN INDEMNIZACIÓN del sistema bancario y el comercio exterior, todo bajo control de los trabajadores y las trabajadoras. Votamos por la solidaridad militante y consecuente que se viene dando en diferentes sectores obreros (salud, educación, ferromineros, petroleros, eléctricos, cementeros) que se resisten al congelamiento de las discusiones contractuales, votamos por el respeto a los derechos y conquistas de los trabajadores y trabajadoras, votamos por el rechazo a la criminalización de las protestas y el derecho a huelga, votamos en favor de un aumento salarial acorde al valor de la canasta básica, y congelación de precios, por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, en una Venezuela Socialista.


A. Boa Gente.
Militante de la C.S.R. El Topo Obrero

NO A LA CRIMINALIZACION DE NUESTRAS JUSTAS LUCHAS..

NO A LAS DETENCIONES ARBITRARIAS DE DIRIGENTES Y TRABAJADORES….





Comment here

A %d blogueros les gusta esto: