CaigaQuienCaiga.net

Opinión

#OPINION Por Marlon Jiménez García: Primaria, Unidad y Decantación

El término UNIDAD, no es una figura retórica ni tampoco una quimera que nada más queda para la imaginación. Si es posible o verdadera, no es una fábula o una ficción, simplemente es, una realidad. El régimen comunista, fascista y mafioso como el que ronda en la sociedad venezolana, con un deseo malintencionado de perpetuidad, a los opositores los convierten casi en una guerra de exterminio. La UNIDAD opositora, está corriendo ese riesgo en todas las actividades que desarrollan. El campo de combate lo tienen MINADO; obviamente, en ese campo de combate insertan con predominio de aniquilación, el proceso interno de PRIMARIA que, de manera obligante y necesaria la UNIDAD opositora realizará para elegir su candidato a enfrentar al candidato del régimen, DESPUÉS DE OBLIGÁRSELE A CUMPLIR CON LA CN.

Ese campo minado corresponde a un ámbito de ejercicios diversos, y, poco a poco van “estallando minas” que generan victimas y también destapa un proceso de DECANTACIÖN NATURAL de actores infiltrados en sitios indebidos. Este proceso de decantación se encuentra bastante adelantado, sin embargo, aun está activo dentro del contexto opositor y pronto llegará la hora de las definiciones finales; muchas minas estallarán y las decantaciones se acelerarán y se conocerán en detalles, bajo el asombro de la opinión pública nacional. 

La sociedad venezolana, en su plenitud física y mental, pero que sufre día a día los embates del régimen que encabeza el USURPADOR Procubano, solicita al unísono, con un grito ensordecedor una estrategia política firme que consolide en tiempo y espacio una auténtica Unidad Nacional (UNIDAD TRASCENDENTAL), que esté conformada no sólo por los partidos políticos, sino por todos los sectores activos de la vida nacional: universidades públicas y privadas, gremios profesionales, academias de todo el ámbito científico, las iglesias cristianas y otras; empresarios, trabajadores, estudiantes, comandos vecinales de acción política y un aspecto bien importante y determinante en la acción de cambio irrestricto que necesita nuestro país, como es la participación, en ese gran movimiento de unidad nacional, de los llamados “exchavistas”; movimientos sociales que apoyaron en otrora al “comandante eternamente enterrado”, que están hastiados del régimen  procubano  y del desmadre causado por los delincuentes en el poder.

Este gran movimiento de Unidad Nacional, sin duda, acarreará al régimen muchas dificultades en el intento de perpetuarse para siempre en el poder (los obligará a respetar y obedecer la CN); no habrá espacios para la violencia, el camino es la paz verdadera, NO la “paz de los sepulcros” ordenada desde la habana; la meta es consolidar los principios filosóficos inspiradores de la CN de 1999: Estado Social de Derecho, Libertades Ciudadanas, Pluralidad Política, Respeto de los Derechos Humanos, Independencia de los Poderes Públicos; todos con un sentido inequívoco de desarrollo geométrico de la democracia.

Este gran movimiento de Unidad Nacional (UNIDAD TRASCENDENTAL) traerá consigo fe y esperanza en el cambio necesario; el pueblo no está latente ni dormido, está esperando ese llamado de Unidad, de lucha, de transformación social, para movilizarse mucho más, pero ahora, con vehemencia y decisión de cambio del gobierno (exclusivamente del inquilino de Miraflores) en nuestro país, como la “única vía” de proceder a la instalación de manera, inequívoca, de una ideología cuyos principios filosóficos y metafísicos, sea la “calidad de vida” de todos los venezolanos. La movilización no es la única estrategia de lucha, pero si es la más imprescindible. También es un heroísmo del pueblo venezolano, que en La PRIMARIA, poder contar con el respaldo y la solidaridad extrema de la comunidad internacional, como la mayoría de los países de nuestro subcontinente, de EE. UU, Canadá, de la Unión Europea, de países asiáticos, de África, de Oceanía y de organizaciones como la O.N.U y la O.E.A. y sus organismos relacionados con la defensa de los DD. HH, así como de varios mandatarios de ideología de izquierda del continente.

Este Gran Movimiento de Unidad Nacional (UNIDAD TRASCENDENTAL), el cual se ha planteado (tengo, contados hoy, más de 12 artículos realizados en el logro de ese objetivo, en los últimos dos años)  durante muchos años y que no se ha podido consolidar por razones subalternas y clientelares, unas, y crematísticas otras, es  determinante, es vital y es reconfortante  para el espíritu de lucha de nuestros coterráneos; y estas razones terminarán de hundir, en tiempo y espacio, en el foso de estiércol, en el cual está, el USURPADOR Procubano y su régimen. Para ello, la “primacía de la realidad” es la piedra angular para alcanzar los objetivos determinados en la estrategia de lucha planteada.

Estrategia política y coraje constituyen la fuente de la victoria: sabiduría, el entendimiento y aceptación de los momentos diacrónicos estelares de nuestra vida republicana, nos darán el brillo necesario para derrotar las huestes asesinas, comunistas, fascista, mafiosas y antipatrióticas, que han causado la hecatombe política, económica, social y moral sufrida por nuestro pueblo en los últimos veinte años (TRAGEDIA NACIONAL), incluyendo la peor y la más desgraciada de todas, LA MIGRACIÖN, que rompió la estructura de toda sociedad: la familia. .

La FAN, tiene la oportunidad histórica de plegarse a este gran movimiento de reconstrucción nacional; ellos deben plegarse a la bandera originaria y libertaria de nuestro Libertador Simón Bolívar: convertir de verdad, verdad a nuestro ejército en verdaderos “forjadores de libertad”. Pero, para lograr este propósito es necesario renunciar a cualquier interés individual, grupal, partidista o cualquier otro; lo importante, es rescatar nuestra Democracia, nuestras libertades ciudadanas y republicanas, nuestro Estado de Derecho y declarar al “USURPADOR Procubano y al PSUV” como enemigo acérrimo de una sociedad plural y principal protagonista de la miseria, el hambre y la muerte. Llegó la hora de las definiciones. PRIMARIA EXITOSA Y PARTICIPATIVA, UNIDAD TRASCENDENTAL Y DECANTACIÓN NATURAL, son nuestras banderas políticas. “quien no participa en la cosa pública, no puede llamarse pasivo, sino inútil”.

Profesor Universitario.

marlons.jimenez55@gmail.com.

@marlonj03650070

Comment here