CaigaQuienCaiga.net

#Noticia

Presidente Sala Penal del TSJ: Italia confisca una mansión millonaria en la Toscana al superjuez de Maduro

Definitivamente nuestro Tribunal Supremo de Justicia debe ser excluido del Poder Moral, al igual que el Contralor.

El escándalo de la corrupción chavista salta fronteras. Autoridades de Italia han requisado la mansión que el juez Maikel Moreno, presidente durante cuatro años del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y actual magistrado de la Sala de Casación Penal, poseía en las colinas de Lucca, en Toscana.

La villa, valorada en seis millones de dólares, ha pasado a manos de la Agencia Estatal de Bienes Raíces, al determinarse el presunto blanqueo de capitales realizado para su compra. La mansión estaba a nombre de su esposa, la modelo y estrella televisiva Deborah Menicucci, a la que conoció durante el concurso de Miss Venezuela, al que acudía como patrocinador de las concursantes.

Moreno se convirtió desde su acceso en 2014 como magistrado al TSJ en el principal martillo contra la oposición y contra el Parlamento democrático. Sin duda, un superjuez a las órdenes de Maduro. Un nombramiento polémico desde el primer día, ya que antes de ser juez perteneció a la policía política. Estuvo encarcelado y se le acusaba de homicidio.

No se trata ni mucho menos de la primera investigación en el exterior contra Moreno, por quien la justicia estadounidense ofrece cinco millones de dólares. Las autoridades le consideran sospechoso de lavado de dinero en otras compras de inmuebles.

La noticia-bomba no ha provocado, de momento, ni la destitución del juez ni su detención, pese a que ocurre en medio de la purga anticorrupción en el seno del chavismo, que realmente oculta una lucha de poder entre sus líderes. “Es inevitable establecer el contraste. Moreno, con mansión en la Toscana y se dice que otras propiedades en La Romana (República Dominicana) mientras los maestros y el resto de empleados públicos luchan por un salario digno que les permita vivir”, criticó Andrés Velásquez, líder de la opositora La Causa R y candidato a las primarias de octubre.

“Caiga quien caiga es la consigna chavista que promocionan en estos días”, ironizó el exfiscal Zair Mundaray, exiliado hoy en Colombia.

Hasta ahora son más de medio centenar los detenidos, que incluyen altos cargos del entorno del exvicepresidente Tareck El Aissami, militares, jueces y empresarios “boliburgueses”.

Mientras tanto, la última captura ha acabado con la estelar vida política de Hugo Cabezas, también del entorno de El Aissami, que llegó a ejercer de ministro de la secretaría de la Presidencia para Hugo Chávez y para Maduro. Quien fuera también gobernador y principal responsable de la asfixia contra los periódicos por falta de papel durante su ejercicio al frente del Complejo Editorial Alfredo Maneiro, compareció ante el juez al estilo que ha puesto de moda el presidente salvadoreño Nayib Bukele: con trajes naranjas, maniatados y en grupos grandes.

A Cabezas se le incluye en la investigación por el desfalco en la segunda gran empresa del país, Corporación Venezolana de Guayana (CVG), conformada por un abanico de empresas que administran recursos naturales, oro, diamantes, hierro, bauxita y otros minerales. Su hasta ahora presidente, Pedro Maldonado, otra pieza clave para la censura de medios independientes durante su etapa en Conatel, ente estatal de las telecomunicaciones, también figura entre los detenidos más destacados.

Fuente ELMUNDO.ES

Comment here