Religión

Reflexión, Por el pastor German Nuñez

Mí obediencia me lleva hasta el corazón de Dios

Hay una cualidad muy resaltante en los ángeles de Dios, ellos obedecen siempre y de inmediato, no argumentan, no discuten, no se disculpan, no se demoran, sólo obedecen y hacen lo que Dios les pide que hagan.

Si escudriñamos la Palabra de Dios, podemos encontrar que aquellos que llegaron a tocar el corazón de Dios, fueron los que obedecieron, sin cuestionarlo.

Recuerda no es razonar, ni entender, se trata de obedecer; esta cualidad te llevará a tocar el corazón de Dios.

«Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros»
1 Samuel 15:22

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: