#NoticiaRegiones

Sandra Rondón Secretaria General: Comunicado CNP Táchira

El Colegio Nacional de Periodistas como ente garante del ejercicio libre del periodismo y el respeto por las leyes y normativas que rigen la profesión, hace un llamado a quienes utilizan las redes sociales para amedrentar y generar incertidumbre a quienes ejercen el periodismo.

En este sentido, nos ocupa de manera particular la situación que se viene generando contra el Diario La Nación, su presidenta Dra. Ana Cristina Cortés y su directora, licenciada Omaira Labrador, quienes junto a otros medios han venido informando de manera veraz y oportuna sobre un hecho noticioso que involucra a una reconocido banco norteamericano y el supuesto manejo de cuentas por parte de un tachirense publicado el pasado miércoles 19 de febrero 2020, en la página web de Diario La Nación una información titulada: Bank of América alerta de posible estafa con “alquiler” de cuentas dirigida por un usuario venezolano. El acusado de acuerdo a la información, vista en varios medios, es un señor llamado Newman Pérez aunque su nombre legal es Numan. La información tenía interés comunicacional: el señor Numan es del Táchira y se trataba de una información relacionada con un importante banco de EEUU. Amén que le han suspendido varias cuentas en redes sociales, por polémicas que no vienen al caso. Es un personaje público. El coordinador web consideró pertinente publicarla.

Luego, el jueves 20 mediante mensajes de WhatsAPP se comunica con la Periodista Omaira Labrador, por ser la directora de Diario La Nación, alguien que dice ser el manager del señor Pérez y que exige derecho a réplica, porque en la nota se dice que es un estafador y no lo es, alega. Se le dice, como suele ser, que tiene derecho a réplica cuando lo desee. Unos minutos más tarde el manager escribe que el señor Newman –como lo llaman- quiere las pruebas y da plazo para que se quite de la plataforma multimedia la información. La noticia estaba por lo menos en 8 medios digitales del país. Después, el señor Newman mediante tres sonidos de voz amenaza con tumbar la página web y molestarnos a través de sus seguidores.

Al día siguiente una abogada a nombre de él dice que su cliente quiere ejercer su derecho a réplica, y le reitero que el diario está abierto. Por la cuenta de Instagram piden los correos para enviar comunicado y hasta el día de hoy no ha llegado. Lo que piden es que se “tumbe la nota”. El día domingo, luego del mediodía comenzaron a llegar mensajes. Muchos de estos, por el perfil son muy jóvenes lo que los hacen. Algunos códigos son de Colombia y hay llamadas de otros países. El señor Numan mediante su cuenta en Youtube y por Telegram publicó los números de teléfonos, como amenazó que lo haría. Ofrece regalar una “asesoría” gratis, no dice en qué, para los seguidores a quienes llama “Newminatis” que nos escriben a los teléfonos personales a mi persona y a la presidenta del diario y piden le envíen capture de lo escrito, como prueba de que lo hicieron.

Al señor Newman Pérez, nunca se le ha negado la réplica, pero él tomó la decisión de atacar a través de las redes que le quedan, amenazar y acosar. Sin embargo, ya lo ha hecho en otras ocasiones con otras periodistas de la región entre ellas a quien menciona Lorena Arráiz, en uno de sus mensajes; razón por la cual Omaira Labrador se ha convertido en víctimas de ataques cibernéticos y amedrentamiento, por el hecho de informar un tema público y notorio, generando de esta manera zozobra y temor, que pone en riesgo a la Comunicadora Social.

Ante lo expuesto, La Junta Directiva del CNP Táchira, en solidaridad con la colega Omaira Labrador, rechazamos una vez más este atropello en contra de nuestros agremiados y cumpliendo con lo establecido en el Código de Ética del Periodista Venezolano, (Art. 5 Capítulo I: Principios Generales “El periodista está obligado a respetar y defender la verdad, la libertad de expresión y el desarrollo autónomo e independiente de nuestro pueblo…”); así como, en momentos cuando hacen presencia en actos públicos o de protestas pacíficas como ciudadanos venezolanos en el disfrute de los derechos que la Constitución y las leyes de la República le confieren. Artículo 27 que establece: “el trato indigno que afecte a un periodista sería motivo de repudio” por ello, nuestro llamado a la sensatez y a la paz. De esta manera, se viola los Artículos 57 y 58 del Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, y se pueda ejercer a cabalidad y que la ciudadanía pueda expresar libremente sus pensamientos u opiniones a viva voz o por escrito a través de cualquier medio de comunicación y difusión sin censura.

El periodista no debe ser objeto de agresión ya que su función es contribuir a fortalecer la democracia y colaborar con el pueblo, tal como lo reza el Código de Ética, Artículo 14: “el periodista propiciará y estimulará el acceso a los medios de comunicación social de opiniones de los más diversos sectores, sin discriminación alguna de sexo, religión, clase social o ideologías; se preocupará fundamentalmente porque los sectores desposeídos de la población, logren la más justa y pronta reivindicación de sus peticiones y causas”.

Informar no es un delito, es nuestro deber y así está contemplado en el Artículo 3 de la Ley del Ejercicio del Periodista que reza: “Son funciones propias del periodista en el ejercicio de su función la búsqueda, la preparación y la redacción de noticias…”. Los periodistas salen a la calle día a día para TRABAJAR, para llevar la información al pueblo, que tiene derecho a estar informado, como claramente lo establece nuestra Constitución.

Así mismo, hacemos un llamado a las autoridades competentes a fin de que tomen cartas en el asunto y hagan cumplir los procedimientos que establece la ley en este tipo de situaciones.

Si bien es cierto, que el derecho a réplica está garantizado en el ejercicio de la profesión, también lo es el respeto hacia quienes ejercemos esta profesión.

Ya que, el utilizar los números telefónicos personales y publicarlos en redes sociales, convierte en blancos fáciles a nuestros periodistas, sometiendo al escarnio público a quienes elaboran la noticia, más no son responsables por acciones de terceros. Que en un país donde se predican la democracia y la libertad, no se puede aceptar y mucho menos justificar que los profesionales de la Comunicación Social sean expuestos al escarnio público con calificativos o frases altisonantes por no estar de acuerdo con la publicación en un medio. Pues estas actuaciones emitidas a la Directora de Diario La Nación las repudiamos, ya que la colega Omaira Labrador lleva consigo desde el alma mater espíritu de independencia, lucha y solidaridad en resguardo de la libertad de expresión. (Art. 45 CEPV Capítulo VI: El periodista con el estado “El periodista tiene el deber de combatir a todo régimen que adultere o viole los principios de la democracia, la libertad, la igualdad y la justicia”) como basamento de toda sociedad libre, a la cual nos debemos como Comunicadores Sociales de la República Bolivariana de Venezuela.

Por los motivos antes expuestos, y haciendo caso estricto al Capítulo VIII Disposiciones Finales del tan mencionado Código de Ética del Periodista Venezolano el Art. 48 propone que “El periodista debe denunciar a cualquier persona, ente público o privado que atente contra los principios de la libertad de expresión y derecho a la información que tiene todo ciudadano venezolano, así como contra cualesquiera de las nomas del presente Código de Ética”

Finalmente, a nuestros agremiados calma y cordura en este histórico e inédito momento que vive Venezuela. Son tiempos difíciles en donde hay que afinar la pluma y las ideas para cumplir con nuestro sagrado deber de informar al colectivo en general, siempre apegados a lo que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Por ello, exigimos respeto a la profesión, respeto a la vida de todos los ciudadanos y respeto a nuestra Ley del Ejercicio del Periodista y al Código de Ética del Periodista Venezolano.

Por la Junta Directiva:

Sandra Rondón
Secretaria General

Leandra Ramírez

Sonia Maldonado

Secretaria de Organización

Neisa Colmenares

Secretaria de Finanzas

Reymer Tarazona

Secretario de Relaciones

Marvelia Escalante

Secretaria de Mejoramiento Profesional

Héctor Mora
Secretario de Asuntos Profesionales y Sindicales

Blanca Rodríguez
Secretaria de Comunicaciones

Anny Meza
Secretaria de Actas

Eduardo Villamizar

Secretaría de Deportes

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: