CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaOpinión

SE DIJO HACE MENOS DE UN AÑO: Rafael Lacava y Diosdado Cabello se alían para darle más fuerza a la campaña contra Nicolás Maduro

Mientras la oposición venezolana da tumbos intentando ponerse de acuerdo para sacar adelante un proceso de elecciones primarias, para escoger a un candidato único que se pueda enfrentar a Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales, dentro del chavismo se le pone el panorama más oscuro al dictador venezolano, pues Rafael Lacava y Diosdado Cabello trabajan dentro de sus propias filas, para tejer alianzas con el propósito de desplazarlo, pese a sus intentos de querer destacar entre sus seguidores.

Tanto el vicepresidente del Partidos Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como el gobernador del estado Carabobo han decidido unir fuerzas para tratar de dejarle claro al dictador venezolano que el mandatario regional es la mejor alternativa para medirse en unas elecciones, pues dentro del propio chavismo están convencidos de que el desastre ocasionado por Nicolás Maduro es tal, que ya ha llegado la hora de mirar hacia otros liderazgos que les permita mantener, de alguna manera, el poder.

Desde el propio entorno Rafael Lacava señalan que el mandatario regional ha procurado que Nicolás Maduro baje la guardia, vendiendo el discurso de que él no tendrá ninguna aspiración presidencial mientras el dictador esté en el poder, pero puertas adentro los movimientos van encaminados en otra dirección, que ahora tienen como cerebro al número dos del chavismo.

Durante las últimas semanas Lacava ha hecho cuanta maniobra se le ha ocurrido para vender la idea de que él apoyará a Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales, pero en simultaneo ha tratado de dejar en claro a todos los niveles del partido que su liderazgo sobrepasa a Maduro, al punto de que intentarán convencerlo de que él no es la mejor alternativa porque así lo consideran los votantes del PSUV, quienes echan en falta al difunto dictador Hugo Chávez, y responsabilizan a Nicolás Maduro de toda la crisis económica y política de la última década, pues es justo el tiempo que lleva en el poder.

A esta estrategia se le ha sumado ahora la figura de Diosdado Cabello, quien según el entorno de Lacava, pasa a ser el estratega y orientador de los pasos que se darán próximamente, de cara a extender el liderazgo de Rafael Lacava más allá del estado Carabobo y llegar a más regiones de Venezuela, sobre todo a las que han sufrido, en mayor medida, la crisis de la última década, con la intención de vender la figura del mandatario regional como una «esperanza» para recuperar «el legado» que dejó Hugo Chávez.

Es por ello que durante los últimos días se les ha visto aparecer en varios actos juntos, en donde los mensajes han sido muy claros. 

Por un lado intentan vender el discurso que que su apoyo absoluto va hacia Nicolás Maduro, pero por el otro las demostraciones de popularidad de Rafael Lacava se van haciendo cada vez más evidentes en sus apariciones y siempre, detrás de toda la organización, está, en un segundo plano, el cerebro de Diosdado Cabello, que trabaja en función de mantener, a toda costa, el poder político y económico de Venezuela, como lo ha hecho el chavismo a lo largo de los últimos 22 años.

No en vano apareció el vicepresidente de PSUV hace unas semanas atrás sugiriendo la posibilidad de que las elecciones presidenciales, que en principio serían en 2024, fueran adelantadas para 2023, pero hasta ahora siempre con el mensaje de que el candidato indiscutible del partido chavista sería Nicolás Maduro, mientras puertas adentro trabajan en la posibilidad hacerle entender al dictador que hay que abrirse a nuevos liderazgos, porque a fin de cuentas lo que más les interesa es mantener el poder político y económico del país.

Mientras el ala de Cabello trabaja en consolidar el liderazgo de Rafael Lacava, del lado de Nicolás Maduro están los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional y vicepresidenta del país, que trabajan en lograr que Maduro sea reconocido internacionalmente, en reactivar las relaciones diplomáticas y económicas con los países que anteriormente reconocían a Juan Guaidó como presidente interino del país suramericano y en el levantamiento de las sanciones contra funcionarios del régimen.

Esta estrategia de los hermanos Rodríguez va enfocada en el relanzamiento del liderazgo del dictador venezolano como el artífice de la «recuperación» económica del país y la «estabilidad» política que han pretendido vender, aprovechando la desarticulación de las fuerzas opositoras del país y el control absoluto de todas las instituciones del Estado y las Fuerzas Armadas.

Lacava también ha intentado vender dentro del chavismo que su liderazgo va más allá de quienes han apoyado tradicionalmente al PSUV, pues su discurso, de puertas adentro, va cargado de la sorna de que hasta partidarios de la oposición, que jamás han querido nada con Hugo Chávez o con Nicolás Maduro, ven en él un liderazgo viable para hacer la transición, tal como intentó vendérselo hace unos meses a los miembros de la oposición que están en el exilio en Madrid.

Tomado de Thábata Molina 14 noviembre, 2022

Comment here