Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

SE ESTÁ DANDO UNA migración policial: los agentes huyen de las “políticas fallidas” de Nueva York y se mudan a Florida.

Aunque la prensa del Gobernador DeSantis no ha mencionado los problemas que trajeron, algunos de los candidatos

Florida ocupa el primer lugar en el país en cuanto a reclutamiento de fuerzas del orden público. En sólo un año, el estado incrementó -con más de 1.750 nuevos agentes- su personal policial. Más de 200 de estos oficiales se mudaron al Sunshine State desde California, Nueva York, Texas y Pensilvania.

El traslado de estos agentes a Florida se debe en gran parte a las iniciativas llevadas a cabo por la Administración del gobernador Ron DeSantis. Una de ellas: el Programa de Bonificación de Reclutamiento de Fuerzas que incluye los costes cubiertos para cursos de capacitación, gastos de reubicación y bonos de 1.000 dólares para cada recluta:

Me enorgullece anunciar que más de 1.750 nuevos agentes del orden público han recibido bonificaciones a través del Programa de bonificación por reclutamiento de agentes del orden público (…) Florida ocupa el primer lugar en el país en el reclutamiento de fuerzas del orden público debido a nuestro enfoque en iniciativas que hacen que nuestros agentes de la ley se sientan apoyados por sus comunidades.

Éxodo de agentes que dejan Nueva York

Las deserciones récord de oficiales de Nueva York representan este año un aumento del 117% en comparación con 2021. En una declaración emitida por la Oficina del gobernador varios reclutas argumentaron que entre sus principales razones de su mudanza estaba el abandono que sufren las fuerzas del orden, los impuestos excesivos y las políticas fallidas que se aplican para combatir la delincuencia en sus ciudades de origen.

Davey – exoficial de la policía de Nueva York- se mudó el año pasado para servir en el Departamento de Policía de Clermont, declaró:

“Después de trabajar en la policía de Nueva York durante 17 años, comencé a sentir que la ciudad a la que servía ya no apoyaba mis esfuerzos. Decidí buscar reubicar a mi familia y practicar la aplicación de la ley en otro lugar (…) Me complace decir que en julio del año pasado me mudé a Florida y poco después me uní al Departamento de Policía de Clermont”.

Rob, otro exoficial de la Policía de Nueva York, que también se unió a la policía de Clermont, comentó que se mudó a Florida porque “los impuestos excesivos de Nueva York son onerosos y pagan políticas fallidas que han llevado tanto a un aumento dramático en el crimen como a una disminución en la calidad de vida”:

A pesar de 25 años y cuatro ascensos en la Policía de Nueva York, la elección de mudarse a Florida fue fácil. La gente y el gobierno de Florida aprecian y apoyan mucho más a las fuerzas del orden público. Se está escuchando el llamado del gobernador DeSantis y estoy feliz de hacer el cambio. 

DeSantis invita a los agentes de a trasladarse a Florida

En noviembre de 2021, DeSantis invitó por primera vez a los agentes de Policía a trasladarse a Florida:

NYPD, Minneapolis, Seattle, si no los tratan bien, los trataremos mejor aquí: satisfacen necesidades importantes para nosotros y te compensaremos como resultado.

Poco después de esta invitación, al menos catorce oficiales de la Policía de Nueva York abandonaron el cuerpo para unirse al Departamento de Policía de Lakeland. Citaron como causa el plan de reclutamiento de DeSantis y el ambiente de trabajo hostil de una ciudad cuyos líderes, según ellos, le dio la espalda a la Policía.

Lo que no cuenta el Gobernador DeSantis: Hay problemas con muchos de los que se vinieron

Están surgiendo nuevos detalles sobre la decena de agentes de Policía alabados por el gobernador Ron DeSantis por mudarse a la zona central de la Florida desde Nueva York para escapar de lo que el gobernador dijo era la baja moral y falta de apoyo de los políticos demócratas allí.

Entre los nuevos contratados hay uno previamente despedido como guardia de seguridad de Walmart, uno con solo tres años de experiencia que exigió más del doble de salario y otros con misteriosas lagunas en el currículo.

Uno dijo que marcó por error una casilla en su solicitud de empleo indicando que había consumido marihuana ilegalmente recientemente, y luego que en realidad nunca lo había hecho.

Dos no revelaron en sus solicitudes de empleo en Lakeland que habían sido sancionados por asuntos menores en la Policía de Nueva York (NYPD).

Otro trabajó en las famosas unidades contra la delincuencia de la NYPD. Los agentes vestidos de civil de esas unidades, que iban en coches sin distintivos, se dedicaban a combatir la delincuencia violenta con paradas y cacheos en barrios de minorías y estuvieron implicados en polémicos tiroteos contra civiles.

El año pasado, el comisionado de Policía de NYPD disolvió los equipos y reasignó a esos agentes después de incidentes muy sonados.

En uno de los incidentes, el agente recién contratado en Lakeland fue uno de los ocho vestidos de civil de la NYPD acusados en una demanda federal por esposar y golpear brutalmente a un hombre en enero de 2015.

La ciudad pagó $178,000 para resolver el caso. El hombre quedó con cuatro huesos rotos en la cara, un hombro dislocado y cortaduras y moretones. La ciudad retiró los cargos menores de marihuana en su contra seis semanas después de la paliza, según la demanda.

Los detalles proceden de los expedientes judiciales, los informes disciplinarios, los registros de los pagos de los acuerdos de conciliación judiciales y las solicitudes presentadas a la Policía de Lakeland para las contrataciones, todas de la NYPD. Originalmente había 13 solicitantes, pero uno no completó el proceso por lo que la Policía dijo era un problema familiar.

Con información de VOZ.US y THENEWHERALD.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: