#NoticiaInternacionalesPolítica

Según portal PanamPost: Gobierno de Biden cierra capítulo de Guaidó

EEUU empuja a la oposición a las elecciones para liquidar el interinato

El Gobierno de Joe Biden ha decidido cerrar el caso de Venezuela con las elecciones regionales de noviembre para centrarse en recuperar la democracia en Nicaragua, donde ve mayores posibilidades de éxito, según información confidencial a la que tuvo acceso el portal PanAm Post

Los recibimientos oficiales a representantes de la oposición venezolana en la Casa Blanca quedaron atrás. La delegación del Gobierno interino que inició el pasado 21 de junio una girapor Estados Unidos no ha logrado con el presidente Joe Biden la simbólica foto que sí obtuvieron con Donald Trump el presidente interino Juan Guaidó, su esposa Fabiana Rosales y la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori. Las circunstancias han cambiado. A la Administración demócrata no le convence seguir extendiendo un apoyo incondicional sin resultados a un interinato desgastado al que ya le puso fecha de vencimiento.

De acuerdo con información confidencial a la que tuvo acceso PanAm Post, Washington dará por cerrado el caso de Venezuela con las elecciones regionales del 21 de noviembre convocadas por el régimen chavista. Contraria a la posición de no reconocimiento a los comicios organizados por la dictadura de Nicolás Maduro que mantuvo la Administración Trump, bajo la línea del presidente Joe Biden se ha decidido cerrar este capítulo con el proceso electoral  más cercano, pasando por alto la cuestionada legitimidad del ente comicial. Vale recordar que el actual Consejo Nacional Electoral (CNE) fue designado por la Asamblea Nacional que resultó de las elecciones del pasado 6 diciembre, no reconocidas por la oposición, ni por Estados Unidos. Incluso Guaidó realizó una consulta popular para rechazar este fraude y revalidar la legitimidad del parlamento bajo su dirección.

Negociar o desaparecer

De esta manera terminará para Washington el interinato, pues la participación de la oposición en estas elecciones se traduce en un reconocimiento a Maduro y sus instituciones, lo cual coincide con la información publicada de manera exclusiva por este medio sobre el plazo hasta el 1 de diciembre que le da EE. UU. al Gobierno interino para resolver la crisis.

En este sentido, el asesor especial del presidente de EE. UU., Joe Biden, para Latinoamérica, Juan González, admitió este sábado que «el gran plan es apoyar unasnegociaciones que resulten en elecciones libres y justas». Esta declaración la ofreció al momento de negar la afirmación de Nicolás Maduro sobre un supuesto plan para asesinarlo en el que estaría participando Washington.

Una gira con escasos resultados

Muestra de que la oposición dirigida por Guaidó no tiene para la Administración demócrata el mismo peso que tuvo bajo el Gobierno republicano es el hecho de que la delegación encabezada por Gerardo Blyde, que inició una gira por Estados Unidos el pasado 21 de junio, no ha sido recibida por el presidente Joe Biden ni por la vicepresidente Kamala Harris.

La información que se conoce al respecto es que los enviados de Guaidó sostuvieron encuentros con los mismos congresistas que han apoyado en el pasado la causa venezolana: los senadores Marco Rubio y Rick Scott y el representante a la Cámara Mario Díaz-Balart. Y como el mayor logro de esta gira se ha vendido la reunión en la sede del Departamento de Estado con Wendy Sherman, subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos.

Se trata hasta el momento del funcionario de mayor rango que ha recibido a la delegación encabezada por el exalcalde del municipio caraqueño de Baruta, Gerardo Blyde. También formaron parte de esta comisión el expreso político Leopoldo López, la diputada Nora Bracho y el máximo representando diplomático del interinato, Julio Borges. En contraste, en la pasada Administración el propio presidente Donald Trump se tomaba el tiempo para recibir en la Casa Blanca a los representantes de la oposición venezolana.

EEUU voltea la mirada hacía Nicaragua

El giro de la política estadounidense con relación a Venezuela es evidente. Las torpezas de la oposición que han derivado en dos años sin resultados han llevado a la Casa Blanca a tomar la decisión de pasar la página y mirar para otro lado. Al presidente Joe Biden le interesa mostrar algún logro en materia de política exterior en la región y Washington ha puesto a Venezuela en el mismo nivel de dificultad que Cuba. Los ojos de Estados Unidos ahora están puestos sobre Nicaragua.

A la par de las elecciones regionales que llevará a cabo el régimen chavista en noviembre en Venezuela, el dictador nicaragüense Daniel Ortega buscará ese mismo mes garantizar su permanencia en el poder por cinco años más.

En el mismo comunicado en el que Washington notifica la decisión de cerrar el caso venezolano con las cuestionadas elecciones regionales que solo permitirán a la oposición recuperar algunas parcelas de poder mientras se extiende la cohabitación con el régimen, también se plantea voltear la mirada hacia Nicaragua, ya que a pesar de ola de arrestos a candidatos opositores, Estados Unidos ve mayores posibilidades de recuperar la democracia en el país centroamericano que en la otrora potencia petrolera.

Fuente PanamPost.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: