InternacionalesPolítica

Sigue la polémica: EE.UU. afirma que el chavismo debe ser parte de un gobierno de transición en Venezuela

La afirmación corresponde al Subsecretario de Estado para América Latina en la Administración de Donald Trump, el embajador Michael Kozak .

El representante de la diplomacia norteamericana para Iberoamérica afirma que la única condición de la Casa Blanca es que salga Maduro

Preguntado por si Estados Unidos está al tanto de cualquier intento en meses recientes en Venezuela de formar un gobierno de transición con facciones de la oposición y elementos del régimen como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, o el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, el subsecretario de Estado para América Latina en la Administración de Donald Trump, el embajador Michael Kozak, ha dicho este viernes que, sin entrar a valorar los nombres concretos de sus integrantes, ese es precisamente el objetivo de EE.UU.

«Ese ha sido precisamente el objetivo nuestro, que se forme un ejecutivo de transición que convoque elecciones para que la ciudadanía elija libremente a sus propios líderes. Es recomendable que se revisen las declaraciones que hemos hecho en el pasado, que han puesto de relieve que no creemos que pueda haber elecciones libres si Nicolás Maduro sigue en el poder, si sigue controlando las fuerzas de seguridad y los colectivos, además de la maquinaria electoral. Ya vimos que eso no funcionó en las pasadas elecciones (de 2018)», dijo el embajador Kozak al ser preguntado por ABC.

«Para nosotros es aceptable, de forma general, un gobierno de transición cuyo objetivo sea convocar elecciones libres y transparentes durante las cuales la ciudadanía pueda elegir a sus representantes», añadió Kozak. Las elecciones presidenciales de 2018 estuvieron plagadas de irregularidades. En las parlamentarias de 2015 ganó la oposición. Las siguientes legislativas tendrán lugar dentro de un año.

El embajador Kozak, máximo responsable para América Latina de la diplomacia de EE.UU. prefirió no pronunciarse sobre si aceptaría que Guaidó renunciara a la presidencia como parte de ese compromiso. «No voy a entrar a valorar nombres, pero una cosa que creo que es segura es que sabemos perfectamente que el chavismo tiene que ser parte de la solución, que el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela, fundado por Hugo Chávez) representa a una buena parte de la población de Venezuela, y que en el futuro es imposible ignorar a ese partido, siempre que al final todo entre dentro de los cauces democráticos», añadió Kozak.

En una conversación con periodistas en Washington, Kozak reiteró el apoyo de EE.UU. a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea, como presidente del ejecutivo de transición, pero dijo que reconocerá y respetará a cualquier político que, por medio de elecciones libres, acceda a ese cargo.

«No tengo razón para creer que el presidente Guaidó no será reelegido, porque es el político más popular en el país, con diferencia, y sigue teniendo el apoyo de los partidos que no son chavistas. Dicho esto, nosotros lo que apoyamos son instituciones democráticas, no a una persona en concreto, y el apoyo a Guaidó emana de que es el presidente democráticamente elegido de la Asamblea Nacional, dentro de los cauces que marca la Constitución de Venezuela, y su elección es un efecto de los procesos democráticos», dijo Kozak.

El pasado abril, EE.UU. apoyo un pronunciamiento de la oposición contra Maduro. Altos funcionarios norteamericanos —como el representante especial para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, y el exconsejero de Seguridad Nacional, John Bolton, despedido en septiembre— llegaron a estar en contacto con mandos del régimen chavista para convencerles de que obligaran a Maduro a abandonar el país. Aquel plan fracasó. Su objetivo, sin embargo, era el mismo al que Kozak se refiere ahora: abrir un proceso de transición que fuerce la caída de Maduro y lleve a elecciones libres.

Trabajo de periodista David Alandete ABC Internacional

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: