#NoticiaInternacionales

Terror en Miraflores: Figura del Cartel de Los Soles, extraditado a Estados Unidos

Medios venezolanos apenas mencionan la información por temor a represalias

Un presunto narcotraficante venezolano extraditado hace dos semanas a Estados Unidos era supuestamente uno de los principales operadores logísticos del Cartel de Los Soles y mantenía relación directa con la máxima cúpula de la organización criminal.

Carlos Orense Azocar, quien fue extraditado a finales de junio desde Italia a Nueva York, enfrenta cargos por narcotráfico que conllevan una pena máxima de hasta 30 años de cárcel. Personas vinculadas con las investigaciones del acusado dijeron que Orense trabajaba de cerca con los también acusados venezolanos Pedro Luis Martín y Hugo “El Pollo Carvajal” y de alcanzar un acuerdo de cooperación con la fiscalía podría brindar nuevos detalles sobre el control que ejerce sobre el Cartel de Los Soles el número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

Orense “es el gran operador del Cártel de Los Soles”, dijo a un medio de Estados Unidos, una de las personas que asistieron en las investigaciones.

“Él es el hombre que maneja la logística del cartel, el que mueve la droga, para el sector que lidera Cabello”. Orense, quien participó en las operaciones de narcotráfico desde el 2003, administraba cerca de un 40% de las 40 toneladas que envía mensualmente el cartel, dijo la fuente.

“Este hombre es más peligroso para Diosdado que Leamsy Salazar”, agregó la fuente, en referencia al testigo estrella en el caso del cartel que adelanta el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Salazar, quien fuera jefe de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez y del propio Cabello, desertó en diciembre del 2014 y se trasladó a Estados Unidos, donde develó la participación directa de Cabello en el cartel.

Cuatro fuentes distintas familiarizadas con la investigación sobre las actividades de Orense confirmaron el papel que jugaba dentro del cartel.

Conocido como “El Gordo”, Orense fue arrestado en Italia en mayo del 2021 y solicitado en extradición poco después por Estado Unidos, a donde fue trasladado en la segunda semana de junio. Compareciendo ante un juez federal del Distrito Sur de Nueva York, se declaró inocente de los cargos presentados el 23 de junio.

Aunque las investigaciones apuntan a que era una de las piezas importantes en las operaciones del cartel, “El Gordo” no tenía una recompensa sobre su cabeza, como es el caso de Cabello, Carvajal y Martín, por quienes Estados Unidos ofrece $10 millones por la captura de cada uno.

Las fuentes dijeron que Orense trabajó como interventor de aduanas en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía antes de comenzar a trabajar con Martín, un ex director de la unidad de contrainteligencia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, que enfrenta cargos de narcotráfico ante la fiscalía de Miami desde el 2015.

“El tiene entre 15 y 20 años en el narcotráfico. Él pasó a trabajar en las operaciones encabezadas por Pedro Luis Martín y el Pollo Carvajal”, dijo un ex funcionario policial venezolano.

Entre las responsabilidades que tenía dentro del cartel, Orense “era quien coordinaba los envíos, se encargaba de la logística del dinero, se encargaba de la logística de enviar los paquetes de droga al exterior”, señaló.

Las conexiones de Orense con altos funcionarios del régimen socialista de Caracas quedó en evidencia en los primeros años de la presidencia de Chávez, cuando fue investigado por el ingreso a Venezuela de un cargamento de 1,000 kilos de droga proveniente de Colombia.

La investigación fue desestimada por órdenes que provinieron del entonces ministro del Interior, Jessy Chacón, quien informó que las órdenes “provenían de arriba”, dijo la fuente que también habló bajo condición de anonimato. Las autoridades estadounidenses llevan años investigando las operaciones del Cartel de Los Soles, organización conformada por militares y altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro que controla las operaciones de droga en el país petrolero.

Esas investigaciones, basadas en parte en los testimonios de múltiples ex funcionarios como Salazar que actualmente colaboran con las autoridades, apuntan a que fue el propio Chávez el que orquestó la creación del cartel pretendiendo utilizar los envíos de droga suministrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia como arma contra Estados Unidos.

Además de Cabello, Martín, y Carvajal, el Departamento de Justicia ofrece una recompensa de $15 millones por información que conduzca a la captura de Maduro por su presunta participación en el cartel. El Departamento de Justicia también ofrece una recompensa de $10 millones por la captura del ex presidente Tareck el Aissami, quien también es señalado como una de las figuras centrales del cartel, aunque sus operaciones están desligadas de las que maneja la facción de Cabello.

Fuente ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: