CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionalesSucesos

Torturaron a su bebé de 2 meses hasta fracturarle las costillas

Una evaluación dejó evidencia de otras lesiones graves, como hemorragia cerebral.

El pasado 3 de enero las unidades de rescate de Miami Beach acudieron a un apartamento en Collins Ave, para atender a un bebé que estaba inconsciente. Al momento de llegar, el padre del niño estaba dándole  RCP y los oficiales se sumaron haciéndole compresiones en el pecho. Al principio solo importaba reanimar al paciente, pero los crueles detalles de este caso no demoraron en salir a la luz.

Las autoridades trasladaron al bebé, que había nacido el 18 de octubre, hacia la emergencia del Centro Médico Mount Sinai. En esta facilidad lograron despertarlo y lo intubaron. Luego lo llevaron en avión al Nicklaus Children’s Hospital, donde ingresó en la unidad de cuidados intensivos pediátricos.

Una semana después de este incidente, el caso dejó de ser una emergencia médica para convertirse en la investigación de un delito grave. Los hallazgos del equipo médico en el cuerpo del bebé revelaron graves signos de tortura.

Por toda la evidencia de maltrato que había en el cuerpo del bebé de dos meses de edad, procedieron con el arresto preventivo de los padres. Tina Joy Palmar y Stephen Michael Palmer, de 37 y 42 años de edad respectivamente, quedaron bajo custodia policial el jueves 11 de enero.

La pareja está acusada de negligencia infantil con graves daños corporales. En el caso del padre, también tiene cargos de abuso infantil agravado o tortura. El alcance de las heridas no dejó de causar asombro e indignación en el personal médico.

En qué estado estaba el bebé

Tras la asistencia de emergencia para el infante, los médicos lograron reanimarlo. Sin embargo, el menor ameritó cuidados intensivos por las graves lesiones que tenía en el cuerpo. Las autoridades confirmaron que tenía 18 costillas fracturadas.

Al interrogar a los padres, comentaron que las fracturas podían deberse a la reanimación cardiopulmonar que le hicieron. Los médicos rechazaron esta posibilidad, diciendo que no eran consistentes y señalando que presentaban un nivel de preocupación.

Además de las costillas rotas, el bebé presentó hemorragia aguda en el lado derecho de su cerebro, con posible daño neurológico. Por otro lado, tenía una laceración profunda en la barbilla, justo abajo del labio inferior. Ante esta herida, la madre justificó que se debía a que apretaba demasiado fuerte el biberón.

El bebé debió ingresar a cuidados intensivos. Foto: Nicklaus Children’s Hospital

En una segunda evaluación, las enfermeras encontraron que el bebé tenía un hueso de la mano derecha fracturado. Sus genitales también presentaron heridas, así como laceraciones con costras en la mano izquierda, pie derecho y alrededor del cuello.

¿Qué dijeron los padres?

En la versión ofrecida por Stephen Palmer, indicó que encontró al bebé en ese estado cuando se despertó. Agregó que había tenido fiebre, por lo que le suministraron Tylenol pediátrico y que notaron que había llorado más de lo habitual en los último días. Sin embargo, señaló que pensaron que se trataba de cólicos, pues también había regurgitado mucho recientemente.

La madre confesó que la última vez que un pediatra evaluó al niño fue a las dos semanas de nacido. Alegó que por tener dos trabajos, no pudo llevarlo a sus chequeos regulares.

Ninguno de los dos pudo decir cómo su hijo terminó tan lastimado, pero el padre alegó que quizás el bebé era “muy frágil”, según quedó plasmado en las órdenes de arresto.

Tina y Stephen Palmer están acusados de maltrato y negligencia. Foto: Miami Correctionals

Los Palmer fueron ingresaros al Centro Correccional Turner Guilford Knight, en Doral, la madrugada del viernes. En la audiencia de lectura de cargos, un juez ordenó que Stephen quedara retenido sin derecho a fianza por sus acusaciones.

En el caso de Tina, quedó detenida pero le impusieron una fianza de 100 mil dólares. Enfrenta cargos de abandono infantil que causó grandes daños corporales.

Si llegasen a quedar en libertad, ninguno de los dos tiene permiso o derecho de acercarse al niño. No han revelado más información sobre el estado de salud de la víctima o cómo ha evolucionado desde su ingreso el pasado 3 de enero.

Fuente MIAMI Diario

Comment here