#NoticiaInternacionales

En Cuba No hay «hambre ni pobreza» afirma canciller Bruno Rodríguez

El canciller del régimen cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, negó en una entrevista publicada este jueves por NBC News que en la isla existe hambruna y que hay personas viviendo en pobreza extrema.

El mandatario cubano, que se encuentra en los Estados Unidos tras participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas en representación del régimen de la isla, expuso que la crisis económica en Cuba se debe a la crisis mundial generada por la pandemia del COVID-19 y el recrudecimiento del embargo.

Rodríguez Parrilla aseveró que las protestas sin precedentes del 11 de julio vienen a raíz de la mencionada crisis, pero que no tienen el mismo contexto social que en los países del tercer mundo.

“No tenemos hambre, no tenemos pobreza extrema, no hay desempleo sin una protección social”, aseguró el mandatario.

La periodista que realizó la entrevista, Andrea Mitchell, le hizo alusión acerca de las detenciones arbitrarias y violentas que tuvieron lugar en la jornada del 11 J, a lo que el canciller refutó diciendo que los alborotadores y quienes violaron las leyes deberán cumplir sus delitos ya que Cuba es un país “ de leyes”.

Además, expuso que la mayoría de las protestas fueron violentas, y que las imágenes que han publicado medios no oficialistas son falsas y han sido incluso manipuladas.

Durante la entrevista, el mandatario cubano criticó la postura del presidente Joe Biden de no retirar las sanciones impuestas por el presidente Trump hacia Cuba.

“Es un terrible error continuar implementando este tipo de sanciones crueles, incluso en tiempos de pandemia”, añadió el canciller, pero dejando la puerta abierta a que se restablezcan las relaciones bilaterales entre ambos países, mientras se respete y no se intervenga en los “asuntos internos” de la isla.

Rodríguez Parrilla también negó que Cuba rechazara la pertenencia al programa COVAX, el cual facilitó el acceso a vacunas contra el coronavirus en el continente Latinoamericano, y aseguró que su gobierno apostó por la calidad de los científicos de la isla y la eficacia de sus candidatos vacunales, los cuales no han sido aprobados aún por la OMS.

Dicha declaración ocurre un día después que el mismo mandatario desmintiera a través de Twitter al presidente Biden sobre las intenciones de Estados Unidos de facilitar dosis de la vacuna Pfizer al pueblo cubano.

“El gobierno de EE. UU. no ha ofrecido vacunas a Cuba, ni nada, para el enfrentamiento a la pandemia”, publicó el canciller poco antes de que se publicase la entrevista con NBC.

Estas declaraciones distan bastantes de varias denuncias provenientes de residentes de la isla y organizaciones independientes que difunden a través de las redes sociales los problemas diarios que enfrenta la sociedad civil cubana.

La semana pasada, el Observatorio Cubano de los Derechos Humanos público un informe de un estudio realizado a 1,141 personas y este exponía que el 73% califica la alimentación de su familia como deficiente, el 45% admite haberse privado de una comida diaria y el 56% que la libreta de racionamiento solo rinde para cinco o 10 días.

“El 21% asegura que ha empeorado el estado de salud de su familia, el 20% indica haber tomado medicinas vencidas y el 15% ha realizado trueque de artículos por medicinas. A pesar de que la propaganda oficial se ufana de proveer de salud pública y gratuita para todos, el 43% de los encuestados afirma que ellos mismo o algún familiar cercano han tenido que pagar o regalar algo a profesionales sanitarios para acceder o agilizar alguna consulta o servicio”, expuso el informe.

Tomado de ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: