#NoticiaNacionales

¿Hasta cuando? Con gusanos y gorgojos entregaron alimentos CLAP a habitantes de Tocuyito Ver Vídeo

Un millón 700 mil bolívares pagaron por la bolsa que solo incluía frijoles, harina, arroz, pasta y azúcar

Desde enero los habitantes de la urbanización Libertador, en Tocuyito, no recibían la bolsa con productos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Fue el pasado fin de semana cuando les llegó nuevamente, pero con una desagradable sorpresa: algunos alimentos tenían gusanos y gorgojos.

En lo que va de año es la segunda vez que reciben la bolsa CLAP. Casi tres meses pasaron desde la última vez que les llegó, a pesar de que en enero de 2019 Nicolás Maduro ordenó “regular el sistema para que cada 15 días llegue a los hogares”. Sin embargo, a los vecinos de ese sector en el municipio Libertador, Carabobo, nunca les ha llegado quincenalmente.

La indignación llevó a Rudy Rodríguez a publicar un video en las redes sociales. “Señores, aquí tenemos la harina que acabo de recibir del CLAP. Esto es para que lo vea todo el mundo y se dé cuenta de lo que nos está dando el gobierno: basura. Nos tratan como animales y así dicen que quieren ayudar al pueblo, dándonos harina con gusanos”, dijo en el audiovisual.

Rodríguez se percató del gusano justo cuando se disponía a preparar arepas para ella y su familia. “Cuando eché la harina para comenzar a amasar, veo que se está moviendo algo y me di cuenta que era un gusano. Pegué un grito porque yo les tengo pavor y se me quitaron las ganas hasta de cocinar”, explicó en entrevista con El Carabobeño, posterior a la publicación del video.

A su juicio, los organismos encargados de recibir la comida deberían “estar más pendientes”, a fin de evitar que ocurran ese tipo de situaciones. “Pero como ellos con seguridad no consumen esos alimentos, no les importa (…) da dolor pensar que nuestros niños tengan que comer esa basura”, aseveró.

La vecina afectada detalló que en esta ocasión pagaron un millón 700 mil bolívares por la bolsa CLAP, que contenía tres kilogramos de arroz, un kilogramo de azúcar, un kilogramo de frijoles, un kilogramo de pasta y un kilogramo de harina. Antes eran incluidos otros alimentos de la cesta básica, como aceite, diversos granos, enlatados y leche en polvo.

Según su testimonio, los productos que les entregaron estaban malas condiciones: los frijoles partidos y la harina, además de tener gusanos, tenía un olor desagradable. Agregó que uno de sus vecinos manifestó que los alimentos que recibió tenían gorgojos.

Aunque la entrega de la bolsa CLAP sea intermitente son muchos los ciudadanos que, debido a la pulverización del poder adquisitivo y el proceso hiperinflacionario, dependen de esos productos para tener algo qué comer. En febrero de este año la Canasta Alimentaria Familiar alcanzó un precio de 281 dólares, de acuerdo al Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros.

En 2018 Armando.info publicó el trabajo de investigación “La mala leche de los CLAP”, en el que se analizan 14 marcas de leche en polvo distribuidas por el gobierno y se comprueba que su valor nutricional es muy inferior al que recoge en sus propias etiquetas y al valor óptimo para una correcta nutrición, especialmente en las primeras fases de la vida.

Aunque el nombre “CLAP” hace referencia a producción local de alimentos, la realidad es que la mayoría de los productos distribuidos en las bolsas son importados de países como México y Argentina.

Fuente El Carabobeño

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: