Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaNacionales

INSÓLITO: Al teniente coronel Igbert Marín Chaparro lo vigilan en su celda de DGCIM con cámaras y micrófonos

El viernes, 2 de diciembre, Marín Chaparro cumplió 11 días de someterse a una huelga de hambre a propósito de las violaciones a sus derechos, la vigilancia extrema y tratos inhumanos.

Caracas. El teniente coronel Igbert Marín Chaparro, de 45 años de edad, permanece en una celda de dos por tres metros en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boleíta, donde es vigilado con cámaras y micrófonos, según su abogada Stefania Migliorini, miembro de la ONG Foro Penal. 

Cuando sus familiares van a visitarlo un custodio los acompaña. No pueden hablar nada que tenga que ver con las condiciones inhumanas en las que se encuentra, porque se lo cuentan al director del centro penitenciario y lo castigan aún más, dijo Migliorini. 

El viernes, 2 de diciembre, Marín Chaparro cumplió 11 días en una huelga de hambre a propósito de las violaciones a sus derechos, la vigilancia extrema y los tratos inhumanos, explicó Migliorini. 

El teniente coronel decidió hacer una huelga de hambre luego de que a sus familiares, cuando iban de visita, los obligaran a desnudarse durante las requisas para asegurarse de que no ingresaran drogas entre sus partes íntimas.

Eso fue el detonante. Porque un familiar, por más que sea, es complicado que pueda prestarse para semejante vejación al momento de una requisa para ir a visitar a sus familiares

Marín Chaparro, comandante del Batallón Ayala de Fuerte Tiuna, fue detenido el 2 de marzo de 2018, cuando una comisión lo trasladó a la Dgcim, presuntamente para un interrogatorio. Actualmente tiene una sentencia con el delito de incitación a la rebelión de siete años y seis meses.

Segunda huelga de hambre 

Esta es la segunda vez que Marín Chaparro hace una huelga de hambre. El 21 de diciembre de 2021 hizo una huelga de  hambre de 16 días, para exigir lo mismo que este año: salir a tomar el sol, ir al patio a practicar deporte y que se le permita llamar a sus familiares, especialmente a su hijo que está fuera del país. 

El teniente coronel recibió una boleta de traslado, en agosto de 2018, directamente del tribunal militar que establece que el centro de reclusión de Marín es el Centro Nacional de Procesados Militares (Cenapromil), en Ramo Verde. Hasta los momentos no se ha acatado esa orden y esa fue una de las peticiones que hizo el teniente. 

Él está en centro preventivo, es decir, a las  personas las detienen mientras le hacen la audiencia de presentación y la preliminar. Pero hasta ahí. A él lo tienen recluido como si estuviera en un centro penitenciario, sostuvo la abogada. 

Adicionalmente, Marín Chaparro denunció que dentro del centro se le dan ciertas prioridades a algunos privados de libertad. Migliorini contó que los presos políticos tienen más restricciones que otros reclusos porque probablemente tienen mayores posibilidades económicas. 

La abogada manifestó que con la primera huelga logró llegar a un acuerdo con el Estado, con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Cruz Roja Internacional. Sin embargo, las peticiones se cumplieron solo por dos meses. 

Según Migliorini, la Fiscalía 94 Nacional estaba encargada de llevar la investigación de Marín Chaparro como víctima de violaciones a los derechos humanos. Pues, se había denunciado los tratos crueles e inhumanos que recibe en la Dgcim. La fiscalía quedó en ir a tomar directamente la denuncia y hasta la fecha no lo han hecho. 

Estado de salud

Migliorini informó que teniente coronel padece de fibrosis pulmonar, es hipertenso y le dio COVID-19 al menos tres veces. Contó que la última vez que dio positivo para el nuevo coronavirus el director del centro penitenciario le ordenó que solo tomara agua con acetaminofén. 

“Y así fue como pudo pasar el Covid. no tuvo asistencia médica y de eso quedó delicado de los pulmones. Además que él es una persona que desde niño sufre de asma”.

De acuerdo con el Foro Penal Venezolano, en el país hay un total de 240 presos políticos. La mayoría de ellos (81), se encuentran privados de libertad en Distrito Capital.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: