CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaSucesos

Muere niño de 3 años, hijo de un oficial penitenciario de Florida, al dispararse en la cara

Los padres habían ido al supermercado y dejaron a cargo de los niños pequeños a su hija de 16 años, quien poco después llamó a las autoridades para avisar que su hermanito de 3 años se había disparado en la cara

FLORIDA.- El hijo de 3 años de un oficial penitenciario de Florida se disparó fatalmente esta semana después de que sus padres fueran de compras y dejaran a su hermana de 16 años a cargo, dijeron las autoridades a través de un comunicado que fue publicado en Facebook.

Visiblemente conmocionado, el alguacil del condado de Volusia, Mike Chitwood, dijo que la policía respondió a una casa cerca de Deland a las 18:22 horas del miércoles después de que la hermana del niño llamó al 911 y dijo que su hermano se había disparado en la cara.

Hablando el jueves, Chitwood dijo que las unidades que llegaron encontraron al niño gravemente herido e inmediatamente le administraron resucitación cardiopulmonar.

“Era obvio en ese momento que el niño de 3 años probablemente… ya no tenía salvación”, dijo el alguacil.

Chitwood notó que el primer agente traumatizado que respondió quedó cubierto de sangre mientras intentaba salvar la vida del niño.

Tomó el arma de la habitación de sus padres

Chitwood dijo que el niño entró en la habitación de sus padres y sacó el arma cargada de una mesita de noche.

El niño sostenía la pistola Canik de 9 mm en su cara cuando apretó el gatillo.

“Cuando llegó al final de la mesa, sacó el arma, la giró hacia sí mismo y se disparó a quemarropa”, dijo.

La policía encontró otra arma de fuego, una pistola Glock, encima de un refrigerador en la casa, junto con una caja fuerte inoperable.

Otro hermano, de 8 años, también estaba en casa durante la tragedia.

Dejaron a la adolescente a cargo

Chitwood dijo que los padres de la víctima fueron a un supermercado local y dejaron a la adolescente a cargo de sus hermanos.

Chitwood imploró a todos los propietarios de armas que se aseguren de que sus armas de fuego estén seguras cuando haya niños en la casa.

“Me gustaría que escucharan esa llamada al 911”, dijo. “Me gustaría que escucharan a la joven de 16 años decir: ‘Mi hermano se pegó un tiro y no respira’. ”

No se han presentado cargos en el caso, pero Chitwood dijo que transmitirá los resultados de la investigación de su agencia a los fiscales estatales.

Comment here