Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

Nosotros: «Sin ciudadanos no hay electores» Por Johnny Galué Martínez

«Vamos por esas firmas para producir los cambios y recuperemos nuestros espacios»

No entendemos, a la fecha el motivo por el cual, se le exige a los candidatos de la sociedad, con credenciales políticas suficientes, el requisito de la recolección de firmas para postularse.

Hoy en Venezuela, la oposición y los nuevos actores políticos, parecen reemplazarlos, a pesar del diagnóstico claro y preciso de lo que informan las encuestas.

Pareciera que ese malestar como odio contra los venezolanos,  es el mismo que este sector refleja con esta decisión. 

Pero no todo está perdido, la sociedad Venezolana, tiene grandes reservas éticas, morales, políticas y sociales para reconstruirse con el concurso vigoroso de quienes decidan ser los fundadores de la nueva casta política opositora en Venezuela.

Las  nuevas generaciones y las nuevas camadas de centenares de jóvenes y venezolanos que  buscan afanosamente un espacio ideológico, para canalizar sus ideas en un mundo que busca una alternativa entre el comunismo y el capitalismo presentamos a Cesar Pérez Vivas, el candidato de la CONCERTACIÓN, así que vamos por esas firmas.

Vamos por esas firmas, y produzcamos los cambios, para que con acciones enfrentemos juntos esos cambios, es la oportunidad que la sociedad venezolana, forme parte de esta oposición, en términos de desarrollo y de legitimidad, para que juntos, reflejemos un cambio estructural, en la sociedad como en el país.

Juntos para conformar, el resultado de nuestro reencuentro de los que verdaderamente queremos cambios en Venezuela.

La  adaptación a las nuevas condiciones, son una oportunidad para la concertación de todos los venezolanos.  Estos son los síntomas del acceso de la sociedad a participar en la política.

Juntos  pero no revueltos, entre los que queremos producir cambios, y los que aspiran seguir entregados al régimen,  es el declive de ellos, con nuestra participación de dar la oportunidad a nuevos actores a la política nacional.

La constante que nos transpone, es el reconocimiento de la trascendencia de los cambios que debemos de producir, la sociedad en estas últimas décadas y sus repercusiones en el rol que desempeñan. 

Vamos por esas firmas.  

Se dice, que los partidos de hoy, son diferentes a los partidos tradicionales, puesto que éstos se han transformado en elementos del mercado político.

Es decir, dejaron de ser cuerpos de representación de la sociedad civil, basados en principios ideológicos y se convierten en agentes maximizadores de votos sin ningún tipo de ideología, en otras palabras, buscar respaldo en grupos de interés, enfatizar las cualidades de sus líderes y buscar el apoyo «donde quiera que puede ser encontrado”.

De esta manera se agudiza no, su fraccionamiento interno, sino el fraccionamiento de la oposición, han roto, con los vínculos de lealtad y disciplina creados con los ciudadanos y son reemplazados por relaciones clientelares y de señuelo político.

Vamos por estas Firmas. Para que irrumpamos en el propio seno de esta oposición para que la sociedad recobre sus espacios. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: