#Noticia

“Vamos Bién” pero Roberto Marrero, mano derecha de Guaidó, se fue a Estados Unidos tras hacer escala en México

El jefe de despacho del líder opositor, que salió el miércoles del Venezuela, agradece el apoyo de López Obrador y del canciller, Marcelo Ebrard

Roberto Marrero, jefe de despacho de Juan Guaidó, llegó este jueves a Estados Unidos tras salir el miércoles de Venezuela y hacer escala en México. El propósito de la mano derecha del líder opositor era reunirse con su familia en Miami. Al aterrizar en territorio estadounidense, la Oficina Externa de la Administración de Donald Trump para Venezuela, que opera desde Colombia, difundió unas fotografías de la llegada en las que Marrero posa junto a su esposa, Romy Moreno, y el encargado de las relaciones con Caracas, James Story. El político había sido indultado por Nicolás Maduro hace poco más de un mes después de pasar casi un año y medio detenido en las dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Hace una semana intentó volar a España, pero las autoridades se lo impidieron. Finalmente, logró volar a México acompañado de un diplomático de ese país.

Marrero agradeció a través de las redes sociales las gestiones del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y del canciller, Marcelo Ebrard, “por su postura a favor de una salida democrática y su apoyo incondicional para poder viajar”. Marrero fue liberado gracias a un indulto colectivo con el que Maduro intentaba buscar un terreno propicio para negociar con la oposición su participación en las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre. Alrededor de 100 dirigentes antichavistas salieron entonces de la cárcel o de su refugio en alguna embajada, como ocurrió con Freddy Guevara. El jefe de gabinete de Guaidó, que a principios de 2019 fue una figura clave en los intentos para derrocar al sucesor de Hugo Chávez, había sido detenido a finales de marzo del año pasado en su casa con la acusación de alentar las protestas sociales del año pasado y de organizar acciones terroristas. Desde entonces permaneció recluido en el Helicoide, la prisión que se encuentra en las dependencias del Sebin.

En las gestiones para que Marrero pudiera abandonar Venezuela y viajar a Estados Unidos participaron tanto representantes del Gobierno de México como Josep Borrell, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, que en las últimas semanas intensificó la presión para que Caracas se avenga a posponer las elecciones legislativas.

La oficina de relaciones con el Ejecutivo de Maduro manifestó que “recuperar derechos constitucionales que le fueron arrebatados ilegalmente no debería ser aplaudido”. “Hacemos un llamado a Maduro para que libere a los cientos de presos políticos que detiene arbitrariamente”, señaló. “Roberto Marrero y otros como él no deberían sentir que tienen que dejar Venezuela. Deberían participar de pleno y con libertad en el proceso político que es cruelmente reprimido por el régimen de Maduro”. A pesar de la ruptura de las relaciones con Washington y las constantes tensiones con Trump, el chavismo aún mantiene canales de comunicación con Estados Unidos. Uno de los interlocutores, según afirmó el canciller Jorge Arreaza esta semana en una entrevista con EL PAÍS, es precisamente Story. Sin embargo, las posiciones siguen siendo irreconciliables y Maduro prepara ahora una ley “antibloqueo” para paliar los efectos de las sanciones económicas.

Fuente El País de España

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: