CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionalesSucesos

EN FLORIDA CRECE CLIMA DE INSEGURIDAD para el delivery: Matan y descuartizan a repartidor de Uber durante entrega

ST. PETERSBURG, FLORIDA, EE.UU. Un hombre de Florida fue acusado de homicidio y otros delitos por la muerte y descuartizamiento de un repartidor de Uber Eats que había llevado comida a la casa del atacante, informaron las autoridades el martes.

Oscar Solis Jr., de 30 años, fue acusado de homicidio por la muerte del repartidor durante una entrega el miércoles en una residencia de Holiday, Florida, informó el jefe de la policía del condado de Pasco, Chris Nocco, en una conferencia de prensa.

Los restos fueron encontrados dentro de bolsas de basura y de una hielera dentro de la residencia, donde también se halló un recibo de compra con el nombre de Solis, según una declaración jurada de la policía.

“Fue un horrendo crimen”, dijo Nocco a los reporteros. “Esto fue demoniaco. Lo que hizo fue diabólico”.

Solis enfrenta cargos de homicidio durante un robo, no haberse registrado como criminal convicto y por violar su libertad condicional, según registros penitenciarios.

Solis fue liberado de una cárcel de Indiana en enero pasado luego de cumplir una condena de cuatro años por agresión y robo a residencia, comentó Nocco. Se mudó a una casa de Florida hace unos tres meses.

El caso se produce en medio de una serie de ataques en distintos puntos de Estados Unidos a personas que se equivocaron de dirección, incluida una pareja en Davie, Florida, cuyo vehículo fue baleado mientras realizaban un reparto para Instacart pero llegaron a la casa equivocada. La pareja a bordo resultó ilesa.

Los registros penitenciarios no hacen mención de un abogado que pueda declarar a nombre de Solis. En su fotografía de fichaje se le ve el rostro cubierto de tatuajes, y Nocco señaló que era miembro de la pandilla MS-13 en Indiana. Solis, de 1,93 metros (6 pies, 4 pulgadas) y 142 kilos (315 libras), trabajaba como guardia de seguridad en un club de desnudistas en Florida, según la declaración jurada.

La evidencia recolectada en el caso incluye sangre descubierta en varios lugares de la casa y un llavero que pertenecía a la víctima y que fue encontrado dentro del vestidor de Solis, encima de su billetera.

La declaración jurada también señala que el vehículo de la víctima fue abandonado a poca distancia del lugar, y en su interior había una bolsa de basura con trapos y toallas ensangrentadas, una bolsa de Door Dash similar a la que llevaba la víctima, y una tarjeta para checar entradas y salidas con el nombre de Solis.

Los investigadores también obtuvieron un video de las cámaras de seguridad de la casa en donde se ve a la víctima haciendo su entrega de alimentos y posteriormente a dos hombres hispanos que sacaban pesadas bolsas de basura.

Las autoridades aún no presentan cargos contra el otro hombre, quien trabajaba como chofer de Solis.

La esposa de la víctima lo reportó como desaparecido después de que nunca regresó a casa luego de hacer sus repartos de Uber Eats. Uber dijo a los investigadores que la última ubicación que reportó la víctima fue en la residencia de Solis. El condado de Pasco se ubica a poca distancia al norte de Tampa, Florida, en la costa del Golfo de México.

Fuente ENH

Comment here