#NoticiaInternacionales

Futuro del Presidente Lasso discute parlamento en Ecuador: Izquierda en América sigue avanzando

La sesión del pleno se desarrolla de forma virtual por las protestas que se desarrollan en los alrededores de la Asamblea.Foto de CAPTURA DE PANTALLA.

La Asamblea seguirá debatiendo hoy la destitución de Guillermo Lasso que se defendió a través de una carta.

Ex Presidente Correa motoriza tras bastidores. La venganza política a punto de consolidarse

El pleno de la Asamblea Nacional empezó este 25 de junio de 2022 el conocimiento y debate del pedido de la bancada de Unión por la Esperanza (Unes) de destitución del presidente Guillermo Lasso.

El mandatario encargó al secretario Jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo, la ponencia de una carta con la que se defendió y rechazó las acusaciones correístas que justifican su solicitud porque consideran que el país atraviesa “grave crisis política y conmoción interna”.

Lasso aseguró que los asambleístas no han presentado ninguna prueba que sustente eso y más bien apunto a que lo que se está buscando es desestabilizar la democracia al haber forzado la violencia en las protestas que iniciaron hace 13 días.

«Asuntos como la destitución del presidente no se pueden tomar a la ligera. La solicitud de destitución debería ser rechazada por los legisladores demócratas«, argumentó Lasso en su misiva.

El mandatario, a través de Pozo, hizo un repaso de las medidas económicas implementadas en estos trece meses de Gobierno, aunque reconoció que el país enfrenta problemas que deben ser resueltos cuanto antes, especialmente en el sector rural.

Entre sus argumentos, el correísmo también apeló al supuesto incumplimiento del plan de trabajo presentado para ser candidato a la Presidencia de la República. Lasso dijo que eso no es motivo de destitución en la Asamblea, sino de un proceso revocatorio.

De todas maneras, hizo un repaso a las mejoras que se habrían hecho en diferentes áreas como en educación, vacunación, vivienda o por el medio ambiente.

“Llama la atención que los asambleístas de la bancada de Unes pretendan impulsar el proceso de destitución del presidente de la República por un supuesto abuso de la declaratoria de los estado de excepción cuando su base política jamás reaccionó cuando el exmandatario Rafael Correa, durante su Gobierno, emitió 90 decretos declarando el estado de excepción”, señaló la misiva.

“Durante el Gobierno de los enemigos de la paz el Ecuador vivió más de 3.975 días en estado de excepción, es decir, diez años y diez meses. Esto demuestra que los enemigos del Ecuador fiscalizan a su conveniencia. Cuando realmente hubo un abuso de esa figura callaron”, continuó la carta de defensa.

Pasadas las 20:00 se abrió el debate de los legisladores. La primera en hablar fue la asambleísta correísta Patricia Nuñez, que es la proponente del pedido de destitución.

En total, 41 asambleístas se inscribieron para intervenir, entre ellos la expresidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, por lo que se esperaba que la sesión se extienda por varias horas.

Sin embargo, la sesión en la que se trataba la solicitud del destitución del Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, fue suspendida a las 01:45 y se retomará a las 16:00 de este domingo.

Según el presidente de la Asamblea, Virgilio Saquicela, se sumaron cerca de 40 pedidos más de palabra por parte de los legisladores y en consideración de que todos tienen el derecho de expresar sus puntos de vista, suspendió la sesión 782 que ya llevaba más de 8 horas de desarrollo.

Los dos caminos que se abren frente al presidente Lasso ante el intento de destitución

El presidente Guillermo Lasso enfrenta desde el pasado 13 de junio marchas y movilizaciones a nivel nacional Foto CORTESÍA

El bloque del correísmo quiere activar el artículo 130. Las posición de los otros bloques legislativos es fundamental en este nuevo frente que abre ante el Ejecutivo 

El Gobierno Nacional ahora tiene otro frente abierto. El bloque de la Revolución Ciudadana en la Asamblea Nacional exhibe su carta: la destitución presidencial. Varios legisladores del correísmo han manifestado su intención de invocar el artículo 130 de la Constitución. Ante este escenario, frente al presidente Guillermo Lasso aparecen dos caminos. Uno de ellos es dejar que el correísmo continúe con su pretensión de intentar alcanzar los 91 votos necesarios para la destitución en una Asamblea fragmentada y con mayorías coyunturales. 

El correísmo suma alrededor de 46 votos, suficientes para invocar el artículo 130, pero no para destituir al presidente. Por lo que necesitará el apoyo del resto de bancadas, a excepción de la Bancada del Acuerdo Nacional que es del oficialismo. En este punto, tanto el Partido Social Cristiano (PSC) como la Izquierda Democrática y Pachakutik deberán demostrar su talante democrático y analizar si el marco de una agitación nacional es el marco adecuado para debatir la destitución presidencial. En otras palabras, si este es el camino, el cargo del presidente está en manos de estas tres bancadas que juntas suman un poco más de 40 votos, sin contar a los disidentes que suelen votar con el correísmo. Ya el PSC ha manifestado que no votará a favor de la destitución presidencial. 

El otro camino que tiene Lasso es adelantarse e invocar el artículo 148 que lo faculta a disolver anticipadamente la Asamblea Nacional, en otras palabras, la muerte cruzada. Esto lo sostendría al menos seis meses más en el poder hasta que se realicen nuevas elecciones. La duda es si podrá ganar o no este nuevo proceso electoral, con el nivel de desaprobación de un 54,6 % según una encuesta de Cedatos a finales de mayo del presente año cuando Lasso cumplió su primer año de gestión. 

El correísmo presentó oficialmente el pedido ante la Presidencia de la Asamblea Nacional. El artículo 130 de la Constitución dicta que en un plazo de 72 horas, concluido el procedimiento que dicta la ley, la Asamblea Nacional «resolverá motivadamente con base en las pruebas por el presidente de la República. Para proceder con la destitución del primer mandatario, se requieren las dos terceras partes del pleno, es decir 91 votos. Y en caso de que esta prospere, será el vicepresidente el que asuma la Presidencia. 

El mismo artículo reza que en un plazo máximo de siete días después de la publicación de la resolución de destitución, el Consejo Nacional Electoral convocará para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas para el resto de los respectivos periodos. 

Fuente Noticias del Ecuador

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: