#Noticia

Informe de la represión contra la Población indígenas Wayúu y Añú del territorio Guajira, y detención arbitraria de 3 indígenas Wayúu en el ejercicio de la Protesta Pacífica

1. Contexto de la Guajira venezolana.

Por varios años consecutivos La guajira venezolana territorio indígena Wayúu y Añú ha sido víctima del retroceso en la garantía de derechos económicos y Sociales. Como ningún otro sector del país la población indígena padece de constantes cortes eléctricos que se extienden por días. Desde el año 2017, la falta de gasolina, los retrocesos en el transporte público, el acceso al agua en la mayoría de las comunidades llega a través de camiones cisternas que deben ser pagados por los habitantes, la falta de mantenimiento y el déficit de plantas y generadores de luz eléctrica, junto a la Emergencia Humanitaria Compleja y las consecuencias de lamilitarización del territorio, han generado un deterioro progresivo en las condiciones de vida, en la cultura, y en los medios ancestrales de vida obligando al Pueblo Wayúu y Añú a migrar forzosamente a su territorio del lado colombiano. Al Decreto de estado de Alarma se sumó la implementación de toques de queda en el municipio Guajira, con esto el aumento de la presencia militar en el territorio y la agudización de limitaciones al libre tránsito, comercio, intercambio y manifestación.

1.2. Antecedentes.

Desde el inicio de la Cuarentena con el Decreto de estado de Alarma, a partir del 13 de Marzo de 2020, por la Pandemia COVID-19, pueblos indígenas Wayúu y Añú, con un contexto de gran debilidad, sumado al cierre de la frontera, la desinformación, la imposibilidad de movilización, escasez e imposibilidad de acceso a alimentos, gas, gasolina fue agravando la situación. Obligándolos a salir a la carretera para manifestar pacíficamente por atención y comida. La falta de respuesta estatal, produjo intentos de saqueos de camiones con comida y la represión contra las comunidades, tal como fue reflejado en informe previos.

2. Los Hechos.

La militarización del territorio indígena, la Emergencia Humanitaria en la zona y la falta de un abordaje continuo, planificado y eficaz por parte del estado venezolano, ha obligado a poblaciones a volver a salir a manifestar pidiendoatención urgente por razones de sobrevivencia. A pesar del miedo que manifiestan indígenas Wayúu y Añu por el maltrato militar frente a sus denuncias.

El mes de septiembre se agudizó considerablemente la falta de electricidad con apagones que duraron hasta 2 días. El 02.10.2020, en la Guajira venezolana 70 comunidades se encontraban sin servicio eléctrico.

2.1 La manifestación pacífica sin respuesta gubernamental

El lunes 05.10, pobladores salieron a Troncal del Caribe para exigir a funcionarios militares un encuentro para tratar temas que aquejan a las comunidades. Llegaron a un acuerdo con el Comandante de la 13° Brigada y con el Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de la zona. Ellos se comprometieron a realizar los enlaces con las autoridades municipales. Los manifestantes abrieron la Troncal y se retiraron del sitio.

El 06.10, en Paraguaipoa, comunidades desde muy temprano comenzaron a manifestar, cerrando el paso de camiones por la troncal dado el incumplimiento de autoridades de reunirse con la vocería para dar respuesta a sus peticiones. Estuvieron todo el día esperando a la Alcaldesa Indira Fernández, la cual se comunicó con uno de los voceros de la manifestación, indicándoles que llegaría a las 4pm y no cumplió.

Manifestantes tomaron la decisión de pernoctar de forma pacífica en el sitio exigiendo y esperando su presencia. Pese a las denuncias, en ese mismo momento comunidadesestuvieron 6 horas sin servicio eléctrico.

2.2. Demandas por derechos económicos, sociales y culturales.

Las exigencias de las comunidades indígenas eran respuestas frente a:

1) Electricidad: hay comunidades que tienen más de tres (3) años sin servicio eléctrico, sin transformadores de Luz. Según datos de las propias autoridades hay un déficit de 100 transformadores en las comunidades indígenas de la Guajira que son fundamentales para que se mejore el servicio.

2) Salud: El déficit de atención en materia sanitaria incluso durante la pandemia. Denuncian que en el hospital binacional no hay insumos y la atención es deficiente.

3) El agua potable: El agua no llega a las casas, por lo que la misma debe ser distribuida a través de camiones y cisternas. La mayoría tiene que pagar el acceso al agua potable a precios que superan sus capacidades y la limitada frecuencia de distribución por parte del estado agudiza la problemática.

4) Alimentación: Con la cuarentena y las limitaciones de tránsito la situación alimentaria se ha complicado. La distribución de las cajas de alimentos del programa social del gobierno no llega con la frecuencia que se requiere y las mismas no cubren la canasta alimentaria necesaria.

5) La comunicación: Las poblaciones se encuentran incomunicadas, tanto la señal telefónica del estado y privadas por los mismos cortes de luz se ha visto afectada dejando a comunidades enteras incomunicadas, en mayor estado de vulnerabilidad frente a emergencias y necesidades.

2.3. Represión violenta por parte de la GNB en la madrugada. Allanamientos ilegales, detenciones arbitrarias.

El 07.10, mientras pernoctaban pacíficamente en el lugar, a las 3am fueron sorprendidos por una brigada de la GN y el ejército. Fueron reprimidos de manera violenta con perdigones, gases tóxicos, produciendo heridos, personas maltratadas, y realizando detenciones arbitrarias contra indígenas Wayúu.

Los indígenas fueron trasladados y presentados en los tribunales en la ciudad de Maracaibo, Zulia Ese mismo día se realizaron allanamientos ilegales a varias casas y residencias, buscando a los indígenas que habían actuado como voceros de las comunidades en la manifestación. La GNB y el ejército nacional tiene un listado de las personas que liderizaron la protesta. La mayoría debió salir huyendo de sus casas poniéndose a reguardo frente a los allanamientoy las amenazas de ser detenidos arbitrariamente, temiendo por su vida e integridad.

Testimonio del anciano Wayúu Carlos Pérez:

“El irrespeto, las desconsideraciones, las violaciones y toda la agresividad hacia el pueblo wayúu, a un grupo de jóvenes,de mujeres que están pidiéndole a las autoridades competentes del estado Zulia y del municipio autónomo Wayúu. A la alcaldía y la gobernación del estado que han hecho caso omiso, en varias oportunidades en la cual el pueblo le ha pedido a estos entes, solventar toda la problemática que nos atañe a todos, no tomando en cuenta el tinte político sino la necesidad de la hermandad. Estamos presos, secuestrados por parte de la negligencia del gobiernoen cuanto a surtirnos de los principales rubros alimentarios y todos los elementos básicos que una comunidad debe tener, como es el agua, un líquido que es vital en la vida, la electricidad, la salud, que van de mano agarrada con la educación. En la Guajira no hay nada de esos el elemento básico. Fuimos vulnerados, fuimos maltratados fuimos vejados, vilipendiados, hasta el punto que la guardia nacional arremetió con un grupo de personas que solo estaban pidiendo agua, luz, comida, salud, educación seguridad, la apertura de la frontera colombo venezolana, la apertura del rio Limón para poder nosotros movernos de un lado a otro y poder buscar nuestros alimentos y llevar nuestros enfermos a los sitios clínicos y hospitalarios del estado Zulia. Es una verguenza que nosotros los wayúus, nosotros los venezolanos, tengamos que migrar al país vecino Colombia en busca de salud, mientras que aquí el llamado hospital binacional de Paraguaipoa denominado Hospital centinela no se consigue ni un algodón. Hacemos este llamado a los entes de todo el mundo”. (…) señores del gobierno, tengan un poquito más de conciencia y póngansela mano en el corazón para que vean las necesidades del pueblo Wayúu”.

Testimonio de Nelsa Peña posterior a la represión:

“Doy gracias a dios que yo pueda estar contando esto. El ataque que nos hizo la Guardia Nacional a media noche, a las 3 de la mañana estando nosotros en una protesta pacífica donde gente de la GNB antimotines nos atacaron cobardemente. Fue una protesta muy pacífica. No se le hizo daño a nadie, en ningún momento, al contrario, los gandoleros, los de los buses rojos fueron atendidos. Les dimos almuerzo y cena. Ni siquiera las llaves se las escondimos, no se las quitamos. Tuve que correr, me agarró el comandante o general Matrixme agarró por el pelo, me templó el pelo, me alzó y me agarró y me estaba asfixiando, dándome puños en la espalda, golpes por aquí por la espalda, como pude le di dos codazos y lo hice caer. Así fue que yo me escape porque ese señor me iba a matar, me iba a matar. No se quedó con eso, con los golpes que me dio, me siguió y haciéndonos tiros, me tuve que lanzar en una cañada con abundante agua y sucia para que yo me salvara. Hay dos personas detenidas, hay uno que es totalmente inocente que no estaba en la protesta que estaba vendiendo perros calientes, Yoendri Hernández, y él otro muchacho que estaba en la protesta pacífica con nosotros, se llama Jon Franco y son personas que en ningún momento actuamos de mala fe, al contrario”.

Los indígenas Wayúu detenidos y presentados en tribunales son:

  1. Yhon Jairo Franco Valbuena. C.I. 11.876.691.
  2. Yoendri Alejandro Hernández González. C.I. 16.606.2083)
  3. Juan Carlos Palmar Fernández

El 09.10. en la audiencia pública, en el Tribunal 13° de Control del estado Zulia, fueron privados de libertad, acusados con los cargos de “incitación al odio, obstaculización de la vía pública y violación al decreto presidencial”.

Testimonio del Hermano de Yoendri Alejandro Hernández González:

“Había protestas en Paraguaipoa por falta de luz y otras cosas que estaba exigiendo la comunidad, y bueno, el día que apresaron a mi hermano, fue aproximadamente como a las 5 de la mañana, él estaba en un local que es allí donde también él vive, él estaba afuera porque como no había luz y él estaba un poquito retirado de las manifestaciones. Llegaron los guardias, dispersaron a las personas y como él se quedó allí, bueno. Estaba observando, llegó la guardia y se lo llevó al Comando del Río Limón, el día de hoy lo presentaron por el tribunal y le dictaron privativa de libertad. Porque esto se manejó como un asunto político y le imputaron el delito de instigación al odio, obstaculización a la vía pública y violación al decreto presidencial. De verdad que es muy triste y lamentable lo que está sucediendo y es una injusticia porque mi hermano no estuvo en ningún momento implicado en esa manifestación. Se lo llevaron de manera injusta y lo están implicando en esos hechos como si él estuviera allí. Las cosas no fueron así. Junto con el estaban otros dos muchachos que también se los llevaron y el resultado es que están privados de libertad. Ahora hay que pedirle mucho a dios para que pronto salgan en libertad en los 45 días de investigación. Agradezco el apoyo de todas las personas que están en este momento con nosotros apoyándonos en este momento tan duro, de verdad que no tengo palabras y cualquier persona que esté disponible que aporte su granito de arena seremos muy agradecidos de antemano, muchas gracias”

2.4. Militarización, allanamientos ilegales, lista persecutoria y desplazamiento forzoso de líderes eindígenas Wayuu.

El 08.10.2020, Posterior a la represión, la ciudad de Paraguaipoa, lugar donde se llevó a cabo la Protesta fue militarizada. (Video 2). En horas de la mañana siguieron los allanamientos ilegales en varias casas en la población. Generando miedo y terror entre la población indígena.

Indígenas Wayúu denuncian que fuerzas de seguridad sin orden de allanamiento, están buscando casa por casa a los líderes de la protesta para llevárselos detenidos. Por testimonios de fuentes internas, familias y de perseguidos se tuvo conocimiento que existe una lista de 15 personas que están siendo buscadas por participar en la protesta y actuar como vocero/as. Entre los que se pudo constatar que están siendo perseguidos y tuvieron que desplazarse forzosamente de su comunidad se encuentra:

1)

  1. Abraham Granda 12.412.756
  2. Nelsa Peña,10.450.801
  3. Jairo Gil 5.808.601
  4. Sheiner Fernández 20.948.727
  5. Junior Vieco
  6. Sara Vieco
  7. Deysi Silva
  8. Franco Silva.18.785212
  9. Carlos Pérez 3.265.000
  10. Norma Fernández
  11. Laudith Salas
  12. Levi Vera. 12.948.020

En el expediente que se pudo conocer de los detenidos, aparece una reseña fotográfica realizada por la GNB, Comando Zonal Nro. 11, Destacamento Nro. 112, primera compañía, segundo pelotón de Puerto Guarero. Se lee textualmente:

“EN LA PRESENTE RESEÑA SE PUEDE OBSERVAR AL CIUDADANO JUNIOR VIECO, LIDER POLITICO DEL PARTIDO PRIMERO JUSTICIA*, SE ALZA EL MOMENTO DONDE LOS EFECTIVOS MILITARES LLAMAN AL DIALOGO CON EL SUSODICHO NEGANDOSE ROTUNDAMENTE INCITANDO AL DESORDEN PUBLICO AL ODIO Y PONIENDO EN PELIGRO.

Testimonio de Nelsa Peña, mujer Wayúu, educadora (desplazada forzosa):

“Buenas noches, Nelsa Peña luchadora social del municipio Guajira, quisiera compartir este pequeño vídeo y que las personas que lo vean lo hagan viral. He sido perseguida, maltratada, ultrajada, violentada moral y físicamente por la GNB, en especial por el comandante Madrid. Si en el día de mañana me llegase a pasar algo, responsabilizó directamente a la alcaldesa del municipio Guajira Indira Fernández a Wolfang Fernández y al vocero de mi comunidad. Ya que solamente con sólo participar en una manifestación pacífica me han tildado de todo un poquito y por eso dejo este vídeo porque temo por mi vida y la vida de mis hijos. Por eso es que yo responsabilizó a esas personas”.

Testimonio de Sheiner Fernández, perseguido e hijo de Jorge Fernández detenido (Desplazado forzosamente):

“Estábamos en la protesta y estamos huyendo de la GNB porque supuestamente se maneja una lista y por seguridad y para que no nos vayan a agarrar desprevenidos, así como nos cayeron tuve que salir de casa, estoy por otro lado”. “Hay supuestamente una foto de perfil que como se subieron fotos a las redes sociales y todo eso, como que manejan una de mis fotos, a mi como tal no tienen mi nombre sino me están nombrando como el flaco de la esquina, todos saben dónde vivo, es por mi descripción que supuestamente me andan buscando”.

Testimonio de Levi Vera, (Desplazado forzosamente):

“En esa lista de los supuestos 15 está mi nombre también, estoy en estos momentos resguardado. El nombre mío es Levi Enrique Vera, pero ellos me tienen en la lista como “coco Leví”

3. Siguen patrones represivos por manifestar y se agudiza la persecución contra quienes disienten.

A pesar que en reiteradas oportunidades vecino/as, y en este caso comunidades indígenas Wayúu, han realizado diferentes manifestaciones, llamados y peticiones de respuestas, las autoridades consecutivamente se niegan a reunirse con los manifestantes y no dan respuestas planificadas y sostenibles en el tiempo. Realizan acuerdos que no cumplen y frente a las demandas sociales recurren a la violencia contra las protestas para dar mensajes ejemplarizantes e instalar un mecanismo de miedo para que personas desistan de protestar. Hemos encontrado los siguientes patrones que son muy preocupantes:

  • Represión violenta de la protesta: Así como se ha denunciado a nivel nacional, desde la cuarentena los niveles de represión contra manifestaciones por derechos básicos al agua, gas, gasolina y electricidad son reprimidas violentamente por los cuerpos de seguridad. Ya el 12.04.2020 , la represión contra la población que pedía alimentos, dejó varias personas heridas, entre ellas una mujer educadora Wayúu quien recibió perdigones en su rostro. Según testimonios,fueron a las 3am de la madrugada cuando estaban pacíficamente pernoctando y en el momento de mayor vulnerabilidad atacados sin mediar palabras de forma violenta. La saña con que efectivos militares atacan, persiguen y golpean a manifestantes, así como los niveles de impunidad en esta actuación y su repitencia a nivel nacional indica un patrón aceptado y conocido por la línea de mando y el ejecutivo nacional.
  • La elaboración de listas persecutorias: En los sucesos de Kumaracapay contra la población indígena Pemón en febrero de 2019; en las protestas en el estado Lara durante la cuarentena 2020; en el estado Yaracuy en Septiembre 2020; y ahora en Paraguaipoa militares, órganos de seguridad y funcionarios policiales crean listas con los manifestantes que actúan como voceros/as y posterior a las manifestaciones realizan casa por casa allanamientos ilegales y detenciones arbitrarias.
  • El uso de redes de civiles pro oficialistas para control social, y delación contra sus vecino/as: Así como se ha denunciado en otras ciudades del país, el gobierno ha creado redes de civiles -con diversas denominaciones que sirven para el control social y la delación contra personas que constitucionalmente y en el ejercicio de derechos fundamentales protestan pacíficamente por la garantía de derechos.
  • Detenciones Arbitrarias: Continua el patrón de detener a personas que no están cometiendo ningún delito. Incluso aquellos que se encontraban en las inmediaciones de la manifestación, pero no participaban en ella. Se violan los derechos y no se respeta preceptos de flagrancia.
  • Allanamientos ilegales: Ya se ha convertido en un patrón de los cuerpos de seguridad del estado incluyendo a la GNB, realizar allanamientos ilegales contra viviendas de personas o familiares de quienes participan en las manifestaciones o consideran disidentes. Los operativos se realizan de forma violenta, entrando en las casas, violentando a las personas, amenazando y en algunas oportunidades robando las pertenencias. Sembrando el terror entre la población.
  • Respuesta violenta “ejemplarizante” para generar terror e inhibición a ejercer el derecho a la manifestación: Parte de la respuesta de los órganos de seguridad del estado se basa en generar terror en la población que exige derechos. Frente a la violencia de la represión, las agresiones verbales, físicas, la persecución contra quienes actúan como vocero/as, los allanamientos ilegales, las detenciones arbitrarias y los reiterados tratos crueles inhumanos y degradantes a detenidos, los ciudadano/as generan miedo e inhibiciónpara el ejercicio de sus derechos.
  • Desplazamiento y migración forzosa de comunidades indígenas y la vulneración de derechos de pueblos Indígenas: Tal como sucedió en los eventos de Kumaracapay Feb-2019 ampliamente reseñados, La militarización, la respuesta persecutoria, incriminatoria y la política gubernamental de criminalización y persecución contra líderes obliga a indígenas a salir huyendo para garantizar su vida, integridad y libertad a otros lugares, En pueblos de frontera como el Wayúu y el Pemón, son obligados a migrar forzosamente a los países vecinos. Generando así una violación, ruptura y consecuencias muy graves en derechos fundamentales para pueblos y comunidades indígenas como lo son cultura, identidad y su pertenencia al territorio y su comunidad. Aun cuando sean pueblos binacionales indígenas obligados a salir forzosamente de sus comunidades generan unas fracturas profundas que no son individuales sino colectivas y con consecuencias graves a las formas ancestrales de vida.

4. Peticiones

Solicitamos sus buenos oficios para que interceda en el ejercicio de su mandato y en salvaguarda de los derechos humanos de los venezolano/as y pueblos y comunidades indígenas en realizar un llamado y recomendaciones y lograr la acción inmediata para:

La desmilitarización inmediata del territorio indígena Guajira, ancestralmente habitado por el pueblo Añu y la Gran nación Wayúu. La pandemia por Coronavirus no puede usada como excusa para violentar derechos de pueblos y comunidades indígenas. Militares no entienden la cultura, ni hacen análisis u abordaje diferenciado de la pandemia, de las necesidades y las afectaciones en del déficit de derechos económicos, sociales y culturales ni de las afectaciones culturales. Debe cesar la política de guerra contra pueblos indígenas del país. Señalando a indígenas como enemigos, “Guarimberos” o delincuentes.

Liberación de personas detenidas arbitrariamente: Las 3 personas detenidas durante la manifestación no estaban infringiendo la ley, no estaban cometiendo ningún delito y no estaban incitando al odio. No fueron detenidos en flagrancia por lo que deben ser liberados sin ningún cargo.

El cese de los allanamientos ilegales y las listas persecutorias contra quienes se encontraban manifestando pacíficamente por derechos fundamentales.

El cese de usar el decreto presidencial de estado de alarma y Toque de queda como excusa para violar derechos a la manifestación pacífica, libertad de expresión, y derechos de pueblos y comunidades indígenas.

Garantía y Respeto a la protesta pacífica: Solicitamos de manera urgente el respeto, garantía y promoción del derecho fundamental a la protesta pacífica.

Atención urgente a la Emergencia Humanitaria compleja que vive la Guajira venezolana. Atención urgente, adecuada, concertada, consultada y con participación de las comunidades ante la grave Emergencia Humanitaria y servicios que viven comunidades indígenas de la Guajira Venezolana y que afectan derechos derechos de los Pueblos indígenas Wayúu y Anú.

Cese de hostigamiento y criminalización de la labor de defensores y defensoras de los derechos indígenas, que hacemos acompañamiento, denuncia y monitoreamos que los derechos de nuestros pueblos ancestrales Añu y Wayúu no sean vulnerados. La labor en defensa de los derechos humanos no puede significar la persecución y el hostigamiento en contra, poniendo en riesgo al integridad y vida de defensore/as.

Contactos:

Rafael Uzcategui. Coordinador General de Provea +58.426.225.06.40

José David González. Coordinador del Comité de Derechos Humanos de la Guajira +58.0412.653.79.99

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: