Opinión

¿Ordenaron a Guaidó dialogar? Y Duque ¡Vete ya! Por Gian Carlo Di Martino

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

Me uno a la acción patriota de la Gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por la liberación de los valientes soldados que secuestraron grupos irregulares dedicados al narcotráfico, al sicariato, al secuestro y la extorsión en la frontera colombo-venezolana. Lo que afecta a un soldado nuestro es con todo aquel que le corre sangre chavista por las venas. Igualmente, le expreso mi solidaridad a los familiares de esos guerreros que, por esta Venezuela libre y soberana, entregan hasta su vida sin reparos y sin reproches, nada más movidos por su inmenso amor a esa Patria Buena que los vio nacer.

Lo dijo el presidente Nicolás Maduro, quien no se cansa de hacer llamados al país, para que la gente ayude a cuidarse del covid-19. Se logró controlar esa oleada pandémica que parecía que iba a tragarse al país entero, pero la meseta sigue alta. Y es que el Gobierno revolucionario ha puesto todo su empeño en proteger la vida de los hermanos venezolanos del mortal virus, sin embargo, muchos sucumben al relajo y se niegan, incluso, a usar algo tan elemental como un taboca. Hay gente que se les exhorta, se les explica, y no hay manera de que cumpla con las normas sanitarias contra el covid-19. Por lo menos, deberían pensar en la madre, en los hijos, que tienen el derecho de vivir a plenitud toda su vida. Vamos a cuidarnos. No cuesta nada. Ya volverán los tiempos en que podamos hacer un cumpleaños diario si queremos, en que nos abracemos con las amigas, los amigos, sin peligro, por lo pronto, vamos a cuidarnos todos.

En Venezuela seguimos en revolución, lo que es igual a decir que en el país de Maduro, Chávez y Bolívar,* en el camino hacia el futuro no hay obstáculos que valgan; sigue el trabajo y la labor social en función del bienestar de la mayoría, de la Patria digna… La Fundación Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Telecomunicaciones (Cendit), ente adscrito al Ministerio de Ciencia y Tecnología, confeccionó 750 nuevos filtros de aire consumibles y desechables, para incubadoras neonatales estáticas de transporte en los hospitales, que hasta la fecha son importados, reseñó la prensa. La carencia de filtros que no se producían de forma industrial en el país, llevó a los técnicos y personal administrativo del Cendit, a determinar cuáles son los materiales requeridos para producirlos a bajo costo y con las medidas de inocuidad requeridas…Aplausos de pie.

La matanza que ejecutó en Colombia el Esmard, es el resultado de los gobiernos oligarcas en el Palacio de Nariño. Colombia no tiene una policía preparada para enfrentar ese tipo de manifestaciones populares, sino grupos élites dispuestos a matar al menor movimiento. Y a eso le sumamos que tienen comprados los poderes judiciales… Ante tal situación, organizaciones sociales, oenegés, y el senador Iván Cepeda denunciaron ante la Corte Penal Internacional (CPI) y el Consejo de Seguridad de la ONU, esos crímenes de lesa humanidad ejecutados por parte de Iván Duque, pero ya sabemos que la comunidad internacional, sobre todo la que está bajo las alas del imperio gringo, es cómplice de la narcodictadura santandereana. Y no es fácil que se haga justicia.

Lean cómo redacta la canalla mediática. Cómo declaran los organismos multilaterales de rodillas a la derecha fascista, extremista: “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió permiso al Estado colombiano, para visitar ese país ante la posibilidad de que se hayan cometido violaciones de derechos humanos durante las protestas que sacuden varias ciudades colombianas”. No sé si habrán ido o no, pero vean como dicen: “Ante la posibilidad” … Aun no están seguros de la masacre que los narcoparacos Iván Duque y Alvaro Uribe Vélez han ejecutado contra su pueblo. Da asco tanta injusticia, tanto cinismo, tanta hipocresía.

¿Cuánto estará cobrando el golpista Luis Almagro, secretario general de la OEA, por su posición vacilante ante la masacre del narcoparaco Iván Duque en Colombia? Ese bandolero cobra tanto por lo que habla como por lo que calla. Cobra por todo. No olvidemos que le pidió al grupo de ladrones de Guaidó una cantidad impagable, por administrarle el dinero que se roban de los recursos que nos tienen secuestrados en EEUU. Y en Colombia ha sido muy evidente el guabineo ante semejante matanza, al abuso indiscriminado de una policía asesina que solo se puede comparar a los Carabineros del dictador Sebastián Piñera en Chile.

2.- Duque ¡Vete ya!…

Antes de comenzar quiero advertir que no suministro cifras porque creo que todas las que publican carecen de veracidad, como siempre ocurre en Colombia con los muertos. Puras estimaciones, aproximaciones. Los números varían de un día a otro, de un vocero a otro, de un medio de comunicación social a otro…. En todo caso, conociendo a los narcoparacos Iván Duque y Alvaro Uribe Vélez, no tengo dudas de que la cantidad de malogrados en esas manifestaciones es alta. Por supuesto, la canalla mediática publica cifras conservadoras y utiliza el término “desaparecido” tendente a bajar el impacto de la matanza, pero en Colombia los desaparecidos son sinónimos de asesinados. Después con el tiempo los encontrarán en fosas comunes y así el Gobierno santandereano más rápido se lavará las manos. Calculen que Uribe Vélez aún no ha pagado un muerto de una de esas excavaciones, y tiene cientos de homicidios encima enterrados en los lugares más insospechados de su país, cuya responsabilidad le han demostrado de mil maneras. Eso sí es una dictadura, mejor dicho, una narcodictadura… Ahora bien, estamos a las puertas de otra fase de la masacre de Duque y Uribe contra su pueblo, como las ejecuciones selectivas, esto es, la venganza de ese dúo de narcoparacos contra los manifestantes. Así actúan ellos. No crean que ese par de criminales echó esas acciones en saco roto. ¡No, señor! De aquí en adelante, arrancará la cacería de los líderes y lideresas sociales que se atrevieron a protestarlos. De hecho, se mantiene en pie la recompensa de 10 millones de pesos que Duque ofreció por información que lleve a identificarlos y capturarlos. Y obviamente los manifestantes no tendrán ningún respaldo nacional y menos internacional, tomando en cuenta que ha sido demasiado temeroso el pronunciamiento de los organismos multilaterales y de derechos humanos con respecto a la dura represión polimilitar contra la gente indefensa; de allí que imaginen cómo será cuando cesen las acciones y todo se vea en aparente calma. No quiero infundir temor, pero estoy convencido de que muchos terminarán en las casas de pique de Uribe Vélez. Por lo menos, continuarán una matanza por encargo en el área urbana, tal cual hacen con los campesinos y campesinas en las zonas rurales. Una matanza a cuenta gotas, sin levantar sospechas, sin que se advierta que es un “pase de factura”. Hablamos de expertos en falsos positivos, fosas comunes, que tienen las miles maneras de asesinar y evadir su responsabilidad. En Cali, por ejemplo, vistieron de civil a policías, para que le dispararan a la Minga Indígena. Y a veces no son funcionarios del orden público, sino paramilitares contratados. No obviemos que Uribe Vélez es el paraco mayor de Colombia, experto en la motosierra. Y es que la narcooligarquía santandereana en complicidad con la Fuerza Armada Nacional de ese país, no ha hecho más que matar a todo el que se le atraviese en el camino. De allí que los manifestantes corren peligro de muerte. Duque ¡Vete ya! No más asesinatos de inocentes. Ese es el clamor de Colombia.

3.- ¿Ordenaron a Guaidó dialogar?…

Esa decisión inesperada de Guaidó de llamar al presidente Nicolás Maduro al diálogo, merece un poco de reflexión más allá de que, al saberse derrotado, convertido en la nada, repudiado por una mayoría que incluye opositores indignados, decidió sentarse en la mesa a conversar con los funcionarios del Gobierno revolucionario, a fin de que le permitan participar en las megaelecciones del próximo 21 de noviembre. Otro aspecto que debemos considerar y que asomó el presidente Nicolás Maduro, es que la oposición terrorista no se manda sola. Ellos reciben órdenes del imperio norteamericano, a veces mediante terceros, pero en todo caso, son los gringos quienes están detrás. Lo demás es “pura paja” como decimos en criollo. Y hago este planteamiento en vista de que, con esa crisis originada por la oposición terrorista, no solo sufre el pueblo, también hay mucho empresario que sale perjudicado. Quiere invertir y no puede por las medidas coercitivas y unilaterales que nos imponen los gringos, estimuladas por el G4 (VP, PJ, UNT, AD), y esa gente quiere hacer negocios, producir. No descarto, en consecuencia, que obligaran a Guaidó a pedirle cacao a Maduro. Aunque tampoco podemos obviar que ese supuesto plan de “salvación nacional”, sea un vil mamotreto en el que ese bandido coloque intencionalmente sus delictivas condiciones sabiendo que no se las permitirán, y en ese sentido hacerse de manidos argumentos para iniciar una guerra mediática contra nuestro Presidente de cara a las megaelecciones. Recordemos que ellos siempre piden nuevos comicios presidenciales porque les da la gana, que se liberen a todos los delincuentes terroristas presos, que se les permita el regreso a los asesinos fugitivos, en fin…Ya la canalla mediática le atribuye el diálogo, cuando la verdad es que Maduro los ha llamado a él y a todos esos extremistas a conversar cientos de veces y siempre patean la mesa. Cinismo puro. Retórica putrefacta.

De todos modos, nuestro mandatario lo puso en su sitio desde que tuvo conocimiento de la sospechosa propuesta: “Ahora Guaidó se quiere sentar conmigo. (…) ¿Qué traerá en las manos? ¿Qué trampa traerá? ¿Le dieron la orden del norte? Tu presidencia se acabó, Guaidó…. Ahora te toca hablar con Maduro”. Luego, el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, remató diciendo: “aquí nadie tiene amnesia, las agresiones aplicadas al pueblo venezolano no pueden quedar así y no se pueden olvidar”. Y es que solamente para sentarse en una mesa con ese hampón deben colocarle como condición que escriba en una pizarra un millón de veces y sin descansar: “Perdón mi Presidente Maduro, me equivoqué, ya no robo más”. O que la reunión se haga en la celda donde debe quedar prisionero de una vez. La vicepresidenta de la AN, Iris Varela, se la tiene lista desde hace tiempo.

Caigaquiencaiga.net no se hace responsable por los comentarios y conceptos emitidos por el autor de este artículo

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: